Amamantar a tu hijo

 

     La subida de leche normalmente aparece a los pocos días de parir. A partir de eses momento te notarás tus pechos muy llenos, como a punto de explotar. Si el bebe no te los vacía del todo al comer, puedes extraerte la leche de tus pechos. Yo he usado el sacaleches de Avent con mis dos hijos y estoy muy contenta. La leche que te saques la puedes congelar, dura alrededor de tres meses. Y así, cuando tengas que incorporarte a tu trabajo, o bien quieras hacerles las papillas de cereales con tu leche, siempre tendrás. Para congelarla tendrás que utilizar recipientes esterilizados, la misma marca del sacaleches, tiene estos recipientes que son de 180 ml.

     Para que tengas bastante cantidad de leche, y tu bebé tenga menos cólicos de lactante, te recomiendo que tomes infusiones de hinojo varias veces al día. Para la mama también le irá bien ya que es muy digestiva, y no perjudica nada.

     Cuando tengas bultos duros en los pechos, aplícate calor, así la leche saldrá mucho mejor y no dejarás que se obstruyan los conductos. Otra solución es darle de mamar con más frecuencia del pecho que tengas siempre más afectado.

     Otro problema que puede aparecer al dar de mamar, son las temibles grietas en los pezones, son bastante dolorosas, e incluso pueden sangrar. Cuando tu bebé se coge al pezón, es como si te estuvieran clavando agujas en el pecho. Para estos casos, las pezoneras resultan muy útiles, son similares a las tetinas de los biberones que se adaptan al pezón y así el niño succiona sin dañarlos más, ya que no tiene el contacto directo con su boca.

Deja un comentario