Alteraciones físicas en el embarazo: Aparato reproductor (I)

El embarazo no es una enfermedad, en eso estamos todos y todas de acuerdo. Pero aunque no sea una enfermedad, cuando una mujer queda embarazada todo su organismo se altera, llegando incluso, en casos extremos, a crear anticuerpos para atacar a ese embrión ya que lo ven como un intruso en el organismo.

El organismo de la mujer cambia radicalmente, y no sólo en su aparato reproductor, que es en donde nos vamos a centrar en estos momentos, sino también en otros aparatos como el respiratorio, digestivo, oseo,…
 
Comenzando a hablar del aparato reproductor, existen una serie de cambios que afectan a lo mismo que son:
 
-En cuanto al útero: Aumenta su capacidad de 500 a 1000 veces y deja de pesar 60 gramos para pesar, cuando finaliza el embarazo, 1000 gramos. Las paredes uterinas se hacen más gruesas de manera que protege así al embrión y feto.
 
Una vez que ha pasado el tercer mes las pareces se rebajan un poco de su grosor (al pasar la etapa más peligrosa de un embarazo).
 
- En cuanto al cuello uterino: Se suele formar un moco denso que forma una especie de tapón sellando el conducto endo-cervical e impidiendo el paso de bacterias u otros elementos que puedan poner el peligro la viabilidad del embrión. Ese tapón suele expulsarse cuando se inicia la dilatación.
 
- En cuanto a la vagina: Hay mayor flujo vaginal siendo más espesas, blancas y ácidas que lo que hacen es prevenir de bacterias u otros organismos aunque pueden favorecer la aparición de hongos durante el embarazo.

Deja un comentario