Alimentar a niñas y niños celíacos

Hoy en día casi 3 de cada 10 recién nacidos tienen predisposición a ser celíacos, según un estudio del Hospital Severo Ochoa de Madrid realizado sobre 1400 menores.

La celiaquía es una intolerancia al gluten, proteína que se encuentra en cereales como la avena, cebada y el trigo, pero ausente en el maíz y el arroz.

Esta patología se produce por predisposición genética y puede causar daños en la mucosa del intestino delgado, diarreas, pérdida de peso…El único tratamiento es una dieta sin gluten. En teoría parece fácil, pero es todo un reto, ya que hay alimentos manufacturados que pueden llevarlo e incluso también algunos medicamentos. Por eso, ante la duda, es mejor no consumirlos.

2531210958_52382580a2

En casa siempre será más fácil controlar lo que comen nuestros hijos e hijas puestos que seremos nosotros, padres y madres, los que preparemos las comidas. Cuando salimos fuera de casa siempre deberemos preguntar sobre los ingredientes o la elaboración de los platos. Debemos advertir al personal hostelero sobre el problema, ya que hasta el aceite para freír carne o pescado debe estar limpio de otros residuos.

Debemos informarnos bien, ya que cada vez más restaurantes incluyen menús o platos especiales para celíacos. Si vamos a viajar en tren o en avión, deberemos informar a la compañía, ya que casi todas incluyen también menús sin gluten.

Si tu hijo o hija va a una fiesta de cumpleaños, también habrá que informar a los padres y madres que organizan para que lo tengan en cuenta y puedan adquirir productos y chucherías sin gluten.

Deja un comentario