Alimentación rica en Omega 3 disminuye la agresividad y hostilidad en los niños

Durante los últimos años el componente alimenticio Omega 3, ha salido a relucir públicamente gracias a la gran cantidad de beneficios que tiene su consumo tanto en grandes como en chicos, pero ahora se descubrió una bondad extra dirigida a los más pequeños.

omega3 Un estudio científico donde se trabajo con grupos de niños sometidos a las mismas situaciones y en el cual la mitad de los chicos recibió una alimentación rica en ácidos omega 3, descubrió que el grupo que los consumió afrontó mejor las situaciones estresantes, controlando comportamientos agresivos y la hostilidad ante sus pares al presentarse conflictos.

Otro punto donde también se reconoció los beneficios del Omega 3 fue en los chicos que padecen de déficit atencional, los que al recibir suplementos que lo contienen demostraron una mejoría en el control de impulsos y por ende en su capacidad de concentrarse.

El Omega 3 es un acido graso esencial dentro de la alimentación humana. Se le puede hallar en concentraciones más altas dentro de alimentos como el salmón, sardinas,  semillas de calabaza, entre otros.

Muchos de los alimentos procesados que compramos en el supermercado, vienen también suplementados con el compuesto. Generalmente se le haya en preparados de soya, leche, productos elaborados en base a huevo como la mayonesa, entre otros.

Pero lo ideal es su consumo directo en pescados, por lo que se recomienda que los chicos los coman al menos dos veces por semana. Si el niño es reacio a aceptar el pescado, podemos hablar con el pediatra y consultarle acerca de cómo suplementar su alimentación con Omega 3.

Imagen: Más Vida Saludable

Deja un comentario