Alimentación durante la lactancia

La lactancia es un período de la vida en el que la madre ofrece al recién nacido un alimento cualitativa y cuantivamente adecuado a sus necesidades. La lactancia se suele alargar durante varios meses de la vida del recién nacido y obliga a una adecuación de la dieta de la madre lactante para hacer frente, y cubrir de forma óptima sus necesidades y las del recién nacido, sin correr riesgo alguno para la salud de ambos.

http://www.pediatria24.com

La alimentación de la madre debe estar acorde con los cambios que sufre la leche materna a lo largo de todo el período de lactancia. La calidad de los alimentos consumidos tiene consecuencias directas en el volumen y composición de la leche y sobre su salud y la del lactante. Por eso, la alimentación debe evolucionar en calidad y cantidad paralelamente a las variaciones de los requerimientos nutricionales del lactante, teniendo en cuenta el tipo de lactancia que se lleva a cabo (exclusiva o mixta).

Al igual que durante el embarazo, la alimentación de la mujer debe ser variada, rica en fruta y verdura y baja en grasas saturadas. Además, existen algunos alimentos que se deben evitar ya que pueden cambiar el sabor de la leche materna y provocar el rechazo del bebé. Entre ellos se suelen destacar los espárragos, el ajo, los picantes y otros que en su composición tienen sustancias volátiles como la col o el apio.

Deja un comentario