Alimentación con soya y pubertad precoz

Recientes estudios médicos realizados en Estados Unidos y Europa confirman la relación entre niñas con alto consumo de soya en su dieta y el comienzo de la pubertad a una edad más temprana que lo sano y normal.

Hoy en día es más que común ver que las niñas tienen su menarquía (primera menstruación,) a los diez años, algo completamente anormal para un cuerpo que aún necesita del crecimiento y desarrollo propios de la infancia.

Las niñas que comienzan la pubertad a una edad temprana tienen mayores posibilidades de presentar una baja estatura, aunque al principio notemos que tienen un “estirón” y son más altas que sus compañeros y compañeras de la misma edad. También pueden enfrentar problemas sicológicos ya que se enfrentan a cambios hormonales y corporales que no son propios de la edad, dejándolas confundidas y en una situación complicada con sus pares al ver que su cuerpo es diferente.

Los alimentos que contiene soya con ricos en fitoestrógenos, sustancia que tiene un rol en la aparición de las características sexuales secundarias. Una dieta que contenga una gran variedad de alimentos basados en soya, puede ser una de las causantes de la aceleración del desarrollo del cuerpo en las niñas.

Si notamos que nuestras hijas comienzan a mostrar signos de pubertad a una edad temprana, debemos llevarlas a su pediatra para realizar estudios que descarten la presencia de una patología. Él las derivará una ginecóloga infantil, las que están especializadas en tratar de niñas y pre adolescentes, por lo que no debemos preocuparnos por la realización de exámenes corporales invasivos. Ella se ocupará de guiar a la niña en su proceso de cambios, los que normalmente van a acompañados de un tratamiento farmacológico para disminuir los efectos de desarrollo temprano.

Deja un comentario