Alergias alimentarias

Cuando toca comenzar a alimentar a nuestro bebé, muchas madres tienen miedo porque pueden ser alérgicos a algo que se les de. Por ejemplo, no es muy normal que los niños sean alérgicos al plátano pero, ¿y si lo son y les damos un puré de frutas que lleva plátano y le sienta mal?

Inevitablemente, la forma de saber si tu hijo es o no alérgico a un alimento es dándoselo a probar y viendo la reacción que puede tener. No hay de otra, y tenemos que arriesgarnos. Pero por eso se les deja para el final aquellos alimentos a los que pueden ser alérgicos aunque siempre puede haber algo de lo que no haya muchos niños alérgicos y tu hijo sea uno de ellos.

Por tanto, cuando empezamos con la comida, lo mejor es empezar con un solo alimento para esperar unos dos o tres días para introducir otro diferente y así comprobar que le sienta bien al pequeño.

Sí podéis consultar con el pediatra si, comenzada la alimentación, notáis algunos de estos síntomas:

  • Cólico o diarrea.
  • Labios hinchados.
  • Erupciones cutáneas.
  • Dolor de barriga.
  • Tos
  • Exceso de mocos.

Deja un comentario