¡Al agua patos!

A la hora del baño hay un elemento esencial que no puede faltar a nuestros bebés: el patito de goma.

Durante décadas ha sido el compañero ideal del baño y de los juegos del bebé en el agua. Es su momento de relajación, de comunicación con el padre y con la madre. Y el pato flota, se lanza al agua y nada. Hoy en día existen muchas variedades de patos. Ya no son sólo de goma sino que los hay de espuma, de tela, de peluche…

Estos muñecos les ayudan a desarrollar sus sentidos y sus habilidades. En el agua los cogen, los tiran, se les escapan por el agua… Y en el móvil de su cuna se mueve, canta y se balancea. También aprenderán en seguida los ruidos que emiten los animales. En el caso de los patos les resultará fácil y divertido: ¡Cuac, cuac!

A continuación te proponemos una divertida canción para amenizar la hora del baño

Los patitos en el agua
meneaban la colita
y decían uno al otro
ay! que agua tan fesquita.
Los patitos en el agua
meneaban la colita
y decían uno al otro
ay! que agua tan fesquita.

Deja un comentario