Ahora yo me visto solito

Alrededor de los dos años y medio de edad, los padres escucharan con más y más frecuencia la firme frase “yo solito.” Nuestro bebé ya se siente un niño “grande,” y exigirá ser tratado como tal. Una de las áreas donde querrá tener injerencia es en la elección de sus ropas y el ponérselas por si sólo.

Mitad orgullo, mitad nostalgia al ver que nuestro pequeñín ya no lo es tanto, los adultosdressed podemos facilitarles el proceso de aprender a vestirse. Lo primero es ir poco a poco dándoles opciones cuando les “ayudamos a vestirse.” “Qué camiseta prefieres,” “¿Qué color crees que queda mejor con estos pantalones?” La idea es no dar muchas opciones, sólo las suficientes para que se sientan en control, ya que si les damos todo un armario para elegir, más que ayudar les confundimos.

Cuando llega el momento de ponerse la ropa sólo, debemos proporcionarles prendas diseñadas para ponerse y sacarse fácilmente. Zapatillas con velcro, pantalones elasticados, ojala sin botones o cierre, camisetas con un agujero para poner la cabeza amplio, etc. La satisfacción que veremos en el rostro de los chicos al ver su pequeño triunfo, nos mostrará que ya son capaces de ir enfrentándose poco a poco a los desafíos que propone la vida. Eso si, la estrategia del paso a paso será nuestra mejor aliada.

Imagen: Geoparent

Deja un comentario