Ahora en Navidad, juguetes no sexistas

Desde pequeña he tenido una espinita clavada con los Reyes Magos porque siempre quise un Scalextrix y nunca me lo trajeron. Sin embargo si que traían muñecas y otros juegos catalogados como femeninos. Eran otros tiempo y estos estereotipos eran más marcados que hoy en día. Aunque queda mucho por hacer.

En ningún caso se trata de imponer nada, ni de que nuestra hija juegue con coches o pistolas o que él juegue con muñecas. Sólo se trata de darles la opción y que ellos y ellas mismas elijan a qué o con qué quieren jugar.

Debemos superar esa dualidad tradicional y considerar todos los juguetes aptos para ambos sexos. De hecho, cada juguete puede desarrollar capacidades y habilidades en todas las personas. Así, irán desapareciendo esos roles tradicionales que intentamos evitar en la vida adulta, como que los hombres ayuden en casa.

Para eso, a un niño se le puede regalar un kit de limpieza o una cocina para preparar suculentos manjares. Y a las niñas, como a mi, también les gustan los coches, las motos o los ‘Playmobil’.

De hecho, los niños y las niñas no tienen esa perspectiva de género con los objetos, por lo que somos los adultos los que la manipulamos con nuestras acciones o comentarios.

Los padres y madres debemos reforzar sus aficiones y gustos sin intentar imponer lo que nos gusta a nosotros o nos parece lo ‘correcto’.

juguetes

Deja un comentario