Agalactia o Hipogalactia

Existen algunos casos de madres que, por uno motivo o por otro, no pueden amamantar a sus hijos debido a que "no tienen leche" o bien que no les baja la suficiente para poder alimentar al pequeño.

Ese problema se le conoce con el nombre de agalactia o hipogalactia que se definie como la "falta real de leche materna por un problema glandular".

El problema suele ser poco frecuente aunque no por ello es inexistente ya que puede que muchas de nosotras conozcamos a alguien que, a la semana o al mes de dar a luz, no ya por no cargar con el niño para amamantarlo, ha dejado de darle el pecho porque no producía la leche para el mismo, a pesar de que su cuerpo aún está cambiando de nuevo y el propio cerebro es el que manda la orden de producir la leche.

El motivo por el que suele faltar la leche, en la mayoría de los casos, es por la falta de vaciado del pecho, cosa que es muy rara (pero no imposible) que ocurra en una madre.
 
Si nosotros nos encontramos con ese caso, siempre aconsejada por nuestros médicos, deberemos probar varias veces antes de pasar directamente a la leche artificial y, aún pasando a la misma, como consejo que os doy es que sigáis intentando que el bebé saque todo lo que pueda de las mamas ya que esa leche es el mejor alimento y lo que le vendrá mucho mejor al pequeño proporcionándole un sistema inmunológico único que una leche artificial no puede proporcionar.

Deja un comentario