Acné en bebés

El acné es la pesadilla de todo adolescente, pero no es exclusivo de la pubertad, sino que puede empezar a aparecer muy temprano en la vida, afectando incluso a los bebés, sobretodo en etapas tempranas.

acnebebe Suele presentarse en las primeras semanas de vida y en la gran mayoría de los casos no pasa de ser un problema estético que se va rápidamente y no requiere ninguna intervención. Normalmente el bebé no sentirá ningún tipo de molestias o dolor, aunque en un pequeño porcentaje de los casos pueden producirse inflamaciones e infecciones.

En los bebés, el acné se distribuye en sus mejillas, frente, mentón, e incluso la espalda. Su apariencia es similar al que afecta a los adulto, aunque los granos tienen menor tamaño, pudiendo confundirse con irritaciones de la piel o alergias.

No existe un tratamiento determinado para el problema, ya que éste suele irse por si mismo en semanas o un par de meses. Lo importante es no cometer el error de apretar los granos, aplicar cremas u otros productos pensados para el acné adulto, etc. Lo mejor es lavar su rostro con agua e informar al pedíatra sobre la aparición de la erupción.

Las madres siempre son la mejor ayudante del médico, y si es que notas algún cambio en el acné de tu bebé o sospechas de que se trata de algo más complicado, debes llamar de inmediato al pedíatra, quien te sabrá dirigir a un dermatólogo infantil.

Imagen: Ecobambino

Deja un comentario