Accidentes más habituales en los niños

Tener un hijo conlleva una gran responsabilidad y son muchos los que piensan que si lo tienen vigilado durante todo el tiempo no se hará daño y no tendrá problemas.

Pero caerse y tener accidentes es algo por lo que deben pasar en la vida, no se puede evitar que un niño se caiga o se golpee con algo porque es ley de vida. Igual que nosotros, adultos ya y conscientes de los peligros, tenemos accidentes en la vida, a los niños les ocurre lo mismo.

Es cierto que no quisiéramos que le pasara nada a nuestro hijo y para ello siempre lo vigilamos. Eso no está de más. Pero probablemente a menudo tendrá caídas y choques que le harán hacerse daño. Pero si estamos ahí lo que sí podremos evitar sea el daño, quizás no el accidente pero sí la gravedad del mismo.

A un niño nunca se le debe dejar solo ni quitarle los ojos de encima porque son muy inquietos y aún no saben los peligros con los que se puede encontrar.

Los accidentes más habituales son:

  • Golpes y choques.
  • Caídas.
  • Quemaduras
  • Accidentes por tomar medicinas o productos químicos.
  • Asfixia por objetos o alimentos.

Deja un comentario