Abuelas-canguro

Creo que esta es la última generación de abuelas-canguro que va a existir puesto que son las últimas de la época en la que las mujeres se quedaban en casa. Ahora la mayoría de nosotras trabajamos fuera de casa y cuando seamos abuelas tendremos que ver a los nietos los fines de semana.

Es cierto que con eso de que se ha alargado la edad en la que las mujeres son madres, seremos abuelas bien mayores, pero también es verdad que todo apunta a que no nos jubilaremos con 65.

Pero todavía algunas tienen madres que trabajan en casa y pueden cuidar de sus hijos, aunque cada caso es un mundo. Hay algunas que aunque no trabajan fuera del hogar no tienen ninguna intención de dedicarse a cuidar nietos, porque ellas ya criaron a sus hijos y ahora quieren disfrutar de su tiempo libre. Están en su derecho y hacen muy bien. Pero menuda faena.

Otras están deseando tener algo que hacer y un bebé es lo que más les apetece del mundo, además de ayudar a su hijo o hija que no dan abasto los pobres con todo lo que trabajan. Éstas pueden ser de dos tipos, las que respetan la educación y las normas que tenéis para criar a vuestro bebé y las que toman el mando y no hay quien se lo quite. Mucho cuidado. Si tu madre o tu suegra tiene mucho carácter, piénsalo antes de tomar esa decisión. Recuerda que ella crió a sus hijos hace 30 años y que los tiempos cambian. Y sobre todo recuerda que las decisiones sobre tu hijo las tomáis tu pareja y tú.

Conozco algún caso en el que después de un tiempo optaron por contratar a una chica para cuidar del niño y la abuela todavía no les ha perdonado.

Deja un comentario