Abortos espontáneos

Un aborto espontáneo es una interrupción del embarazo que se da en un 15% de los primeros embarazos, generalmente en el primer trimestre.

Cuando sucede, la madre se pregunta si ha sido mala suerte o casualidad, o si ha hecho algo que ha causado el aborto. También es común preguntarse qué hacer en el caso de un segundo embarazo para que el aborto no vuelva a suceder.

20070426095124-abrazo

Las causas más probables de los abortos son las alteraciones genéticas. Es decir, el patrimonio cromosómico del embrión está imperfecto y el feto puede sufrir algún tipo de anomalía. En estos casos, la pareja puede someterse a un análisis de sangre para determinar su mapa cromosómico.

Pero también existen otras causas como alteraciones que sufre la madre durante el embarazo: diabetes, enfermedades de la tiroides, enfermedades infecciosas o bacterianas. Un desequilibrio hormonal también puede ser causa de un aborto, ya que se ralentiza la producción de progesterona.

Una de las señales más frecuentes de un posible aborto es la pérdida de sangre y los dolores de tipo menstrual. En estos casos se recomienda reposo absoluto hasta que el médico o la médico indiquen lo contrario.

Deja un comentario