Abdominales para embarazadas

Los ejercicios abdominales en el embarazo fortalecen los músculos que intervienen en el parto, ayudan a prevenir el estreñimiento y facilitan la recuperación después de dar a luz. Estos ejercicios combinan el esfuerzo muscular con técnicas respiratorias.

A medida que la tripa crece, los músculos se distienden y pierden tono. Pero si se realizan ejercicios que los fortalezcan, resultará más fácil recuperar el tono muscular después de dar a luz. Los músculos abdominales, además, cumplen una misión fundamental en los pujos del periodo expulsivo del parto, y también, en la expulsión de las heces. Muchas mujeres sufren estreñimiento en el embarazo. Este mejora mucho cuando practican el pujo que se explica aquí.

No hay que confundir los abdominales clásicos (subir y bajar el tronco o las piernas), en los que trabajamos los músculos rectos abdominales, con los que proponemos para fortalecer los músculos transversos, que ejercitamos metiendo la tripa y espirando. Estos son los verdaderamente importantes en el embarazo y el parto.

Por ejemplo, con las manos en el abdomen, mete la tripa hacia dentro mientras soplas. La espalda, los hombros y el cuello no deben moverse. Es como si quisieras acercar al bebé hacia tu columna. Coge aire hinchando la tripa y repite.

Otro ejercicio consiste en sentarse con las piernas separadas y los pies apoyados en el suelo (puedes ayudarte poniéndolos bajo el sofá o pídele a alguien que los sujete). Extiende los brazos delante del pecho y redondea la espalda. Déjate caer un poco y sopla mientras bajas. Mantén 5 segundos y vuelve a subir. Descansa 10 segundos y repite 10 veces.

www.embarazo.net

Deja un comentario