¡A recoger se ha dicho!

A los niños y niñas les encanta jugar. Primero con esta muñeca, luego con los bloques de construcción, cuando se aburren sacan las pinturas para dibujar, un cuento…Vamos que al cabo de dos horas tienen todo el cuarto patas arriba lleno de juguetes esparcidos y toca recoger.

Muchos de ellos y de ellas se harán los remolones, por eso es importante desarrollar una rutina y un hábito de recoger los juguetes que se utilicen. Para ellos, ahí van algunas recomendaciones.

Es importante que tengan un lugar para recoger los juguetes: una cesta, un cajón, un armario… También que este hábito se trabaje desde que el niño o la niña es pequeña.

Podemos convertirlo en una actividad familiar, así, el padre y la madre revisarán los juguetes y verán si hace falta reparar alguno, retirar otro…

bien-verde-como-elegir-juguetes-no-contaminen-460x345-la[1]

Debemos mantener expectativas razonables y no exigirles demasiado. Si son pequeños y pequeñas, no podrán clasificar juguetes o saber dónde va cada cosa. Es el momento de ir aprendiendo poco a poco y de que les vayamos enseñando por pasos. De vez en cuando es bueno recompensarles con un piropo o una alabanza. Les hará sentir bien y les motivará para volver a hacerlo.

Para los y las más perezosas, podemos hacer un juego de recoger. Por ejemplo, con cada pieza que guardemos ir diciendo a que nos recuerda o a que se asemeja. Otra idea es hacer una carrera para ver quien recoge más rápido.

Para facilitar todo este trabajo y su aprendizaje, es una buena idea el sacar fotos de los juguetes por grupos y pegarlas en las cajas de almacenaje para que el niño o la niña los reconozca y sepa donde guardarlos.

Deja un comentario