A la calle con toda seguridad

Comienzan los días de buen tiempo que animan a salir con nuestros hijos e hijas a pasear por la calle.

Para hacerlos con total seguridad y comodidad, ahí van algunas reglas o consejos.

Es recomendable vestirles a capas, de modo que podamos cubrirles o destaparles, según las exigencias de cada momento. Es importante que la ropa sea de fibras naturales, que permiten que la piel transpire. No olvides los calcetines.

Para pasear, es mejor elegir las horas más cálidas y el intervalo entre tomas, cuando el bebé está saciado y listo para dormir.

Debemos prestar atención al viento, si es demasiado fuerte puede provocarles irritabilidad y dificultades para dormir.

Para saber si el pequeño o pequeña está bastante abrigada basta meter un dedo dentro de su camiseta, a la altura del cuello, para verificar su temperatura corporal. Si está caliente, significa que está bien.

silla_ozone_bebedue_foto3

Una chaqueta, un gorrito, el biberón y productos naturales contra los insectos tienen que ir siempre contigo.

Si te es posible, elige calles o parques lo más alejados posible del tráfico y evita exponer al bebé de manera directa y prolongada a los rayos de sol.

Debemos prestar atención a las alergias que pueden aparecer en este período. Estornudos, ojos rojos y respiración jadeante son los síntomas más comunes de alarma. En cualquier caso, si el niño o la niña tiene sólo un pequeño resfriado, no hay que encerrarles en casa. Pasear fuera durante las horas más cálidas romperá la monotonía y le mejorará el humor.

www.bebeando.com

Por último, no te olvides de sus juguetes favoritos. Servirán para distraerles si están cansados y muéstraselos a las primeras señales de inquietud o para sentirse más seguros en un ambiente nuevo.

Deja un comentario