¿Qué tipo de seguros de vida necesitas?

Todas las mujeres tienen como uno de sus retos en la vida, cuidar de la familia por lo que todas las mujeres deben de conocer el seguro de vida, en el que tiene como principal acción la protección familiar, o de los seres queridos en caso de que la persona asegurada fallezca o tenga un accidente. Esto significa que si una persona cuenta con un seguro de vida y fallece, la aseguradora pagará una indemnización a los beneficiarios.

Si eres una mujer que quiera este tipo de seguro, será ella la que designe los destinatarios en caso de algún problema. Allí se señalará el nombre y apellidos del beneficiario por lo que no hace falta hacer alusiones a que alguna de las personas sea la pareja o descendientes, por lo que no se tendrá que esperar a la herencia para poder recibir la indemnización. Si lo deseara, la mujer asegurada podría cambiar esta información sin ningún tipo de impedimento, aunque hay que recordar que si en tu seguro uno de los beneficiarios de esta ha fallecido antes que tu, no se recibirá ningún tipo de indemnización por esa persona.

Cuando una mujer accede a este tipo de seguro, por el cual quiere asegurarse un nivel de vida si esa persona fallece, lo mejor que se puede hacer cuando se quiera contratar el seguro, es ver la cantidad de dinero que se quiere asegurar para que pueda ver los gastos que deseas cubrir.

Antes de contratar estos seguros, las aseguradoras realizaran exámenes médicos a los asegurados, para que no exista ningún tipo de fraude por la parte asegurada. Desde ese momento y a la hora de firmar el seguro, has de escoger las clausulas que establecerán las condiciones del seguro, poniendo limites con el tipo de cobertura en la que te tendrán que pagar. Por ejemplo, el fallecimiento por suicidio no lo contemplan los seguros.

A su vez si te interesa, existen los seguros de vida temporales en los que en caso de invalidez o fallecimiento del asegurado el beneficiario recibirá una paga anual o por el contrario se puede encontrar el seguro de vida decreciente, en el que se contrata cuando esté firme y tenga una hipoteca, por los que el capital que se ha asegurado va bajando proporcionalmente a la cantidad adeudada a la entidad financiera en la que pagas la hipoteca.

Para buscar el mejor seguro que puedas encontrar lo mejor es que conozcas y compares, existen multitud de empresas que hoy en día ofertan seguros a precios muy competitivos, por lo que será de tu responsabilidad preguntar todas las dudas que tengas y pensar bien el tipo de seguro que quieres, encontrando uno que sea económico o que sea aceptable teniendo en cuenta la relación calidad precio. Recuerda que un seguro no es para toda la vida sino que puedes contratarlo durante un tiempo, y si ves que no te gusta la compañía, que pagas mucho, o por el contrario pagas poco y apenas te cubre nada, siempre podrás modificarlo o cambiar de compañía cuando lo quieras sin necesidad de avisar a la compañía. Sin embargo la mejor opción siempre es escoger una empresa sería y con años de experiencia.

Deja un comentario