¿Mi hijo necesita clases particulares?

A veces no es suficiente con hincar los codos en la mesa. Muchas veces nos preguntamos si nuestro hijo necesita o no unas clases particulares, sobretodo en ciertas materias como las matemáticas o el inglés que suelen atragantarse en estudiantes de corta edad.

¿Nuestro hijo acumula suspenso tras suspenso? ¿Es capaz de hacer los deberes el solo? ¿Se distrae con facilidad? ¿Tan solo le ocurre en una asignatura?
Estas son algunas de las preguntas que debes hacerte cuando vayas a tomar la decisión de contratar un profesor particular que imparta clases particulares  domicilio a tu hijo o bien apuntarlo a una academia. Está muy claro que si nuestro hijo se distrae con facilidad, necesitará un profesor particular que esté pendiente de él y pueda marcarle un ritmo de estudio adecuado sin que se cuelgue, así mismo ocurre cuando se trata de una única asignatura ya que puede deberse a que nuestro hijo estudia pero eso necesita que se lo expliquen mejor para asimilar el concepto.

A pesar de todas estas cosas, hay que dejar siempre muy claro que el profesor particular tan solo le dará estas clases durante un tiempo. De esta forma no se acomodará a recibir estas clases en casa y prestará atención en clase, de lo contrario puede ser que el rendimiento académico del niño baje al distraerse más en clase con los amigos porque luego en casa le vuelven a explicar lo mismo.

 

Deja un comentario