¿Demasiado mayores para un hijo?

Es una pregunta que suelen formularse muchas familias hoy día. ¿Somos demasiado mayores? ¿Y si nos ve más como sus abuelos que como sus padres?

Muchas veces los niños suelen ser crueles y, por meterse con otros niños, atacan todo aquello que pueden y si ven a los padres demasiado mayores suelen decir eso mismo que he puntualizado antes.

Sin embargo, en una familia donde hay cariño no creo que deba interferir la edad de los padres, teniendo siempre en cuenta que se ha de primar por la salud de uno ya que si se es muy mayor y tiene ya problemas de salud tiene que pensarse en ese niño que, ojalá y nunca ocurriese, se quedaría sólo, en caso de que fuera hijo único, o no tendría un buen hogar. Todas esas premisas tenemos que tenerlas bien atadas.

Si nos encontramos bien de salud y sabemos que vamos a vivir por muchos, muchos años (nunca hay que ser pesimistas) no veo inconveniente en ir a buscar un hijo. De hecho mi madre me tuvo a mí con 40 años (mi padre también tenía 40 años) y lo de ver a tus padres como tus abuelos me ha pasado en numerosas ocasiones, pero no es algo de lo que me avergüence, al contrario, me siento feliz por tener los padres que tengo que quisieron tener una hija a pesar de su edad y lucharon por ver cumplido ese sueño; que me dieron la mejor educación que pudieron y la mejor infancia que supieron.

Los hijos no es cuestión de edad, sino de querer y ser responsables para con ellos. No quita que yo no sea de la misma opinión si los padres tienen más de 55 años, edad en la que ya, quizás por como pienso, creo que es normal tener nietos, no hijos, pero eso es una opinión mía, es sólo que a partir de esa edad pienso que los niños pueden sufrir mas si los padres mueren cuando el niño tiene una edad joven (10-20 años) a pesar de que la media de vida supera los 80 años.

Deja un comentario