¿Dejar de trabajar?

Cuando tenemos hijos, los cuatro primeros meses sabemos que podemos estar sin trabajar y que no va a pasar absolutamente nada porque estamos en nuestro derecho (prestación por maternidad). Pero cuando esa baja maternal acaba… ¿Qué hacemos? Nos da mucha pena tener que dejar a nuestro pequeño, sobretodo cuando es el primero y lo que queremos es formar parte de él durante todo el tiempo que podamos, pero también es cierto que puede ser muy necesario el dinero que nos entra en la casa (nuestro sueldo, vamos).

La decisión es bastante complicada, o fácil, depende de la necesidad de dinero que nos haga falta porque puede llegar el caso de que no podamos hacer frente a los gastos con el sueldo del hombre o bien que seamos madres solteras y tengamos que trabajar para costear la vida. De una u otra forma la decisión es difícil en tanto en cuanto tenemos que pensar si separarnos de nuestro bebé durante unas horas o quedarnos con él todo el día.

Una propuesta que podría darse sería la Excedencia por cuidado de hijos donde la empresa está obligada por ley (Estatuto de los trabajadores) a guardarnos nuestro puesto de trabajo durante 1 año completo y 2 años más pero ya no sería reserva de puesto sino que podríamos volver si hubiera posibilidad, a un puesto de trabajo en la misma categoría profesional (pero no tiene por qué ser el mismo que llevábamos ejerciendo).

Lo que sí está claro es que la decisión en muchos casos puede ser difícil porque el hecho de ser madres no nos tiene que incapacitar para ser mujeres trabajadoras y trabajar fuera de casa (no confinarnos a las tareas del hogar y cuidado de hijos, algo que considero que debe ser por partes iguales ya que todos ensuciamos en la casa y todos queremos divertirnos).

Deja un comentario