¡Vamos a colorear!

Esta actividad es una de las que más les gusta a los niños, tanto en las guarderías como cuando están en sus casas y es que cuando los niños están pintando es como si desconectaran de todo lo que hay a su alrededor y dejaran fluir su mente sobre los dibujos.

Cuando mis sobrinos eran pequeños, muchas veces los ponía a pintar porque sabía que les gustaba pero también me gustaba a mí porque veía cuando escogían un color y no otro, los trazos que hacían y demás que ellos se lo estaban pasando bien, que se divertían.

Ya sabéis que algunas veces los dibujos de los niños ayudan a los psicólogos y gente especializada a analizar un poco lo que están pensando los niños así que supongo que cuando usan colores claros, los normales, vamos, querrá decir que están bien pero cuando lo único que usan son colores oscuros (negro, marrón,…) quizás pueda decir que les pasa algo (tengamos en cuenta que los niños no son predecibles al 100% y que muchas veces tienen predilección por una cosa u otra).

Muchas diréis, ¿les damos un papel y ya está? Si…. Y no. Los niños estarán agradecidos si les dais un papel y colores para pintar pero a ellos también les gustan los dibujos, y en la era en la que vivimos es muy fácil encontrar dibujos de casi cualquier cosa por internet así que, si tenemos tiempo, podemos buscar por los buscadores que conocemos y encontrar dibujos, pero no sólo dibujos normales, si tenemos un poco de habilidad llegaremos a encontrar incluso patrones para las niñas, esos con los que jugábamos de pequeñas recortando nuestras muñecas y vistiéndolas con los patrones que traían o que hacíamos nosotras.

 

Deja un comentario