Displasia de caderas en los bebés

 

displasia

Si bien el término suena un poco fuerte, la displasia de caderas afecta al 1% de los bebés. Normalmente se presenta antes de los tres meses de vida y en la mayoría de los casos puede ser revertida a través de procedimientos simples sin ser necesaria ninguna cirugía.

Los bebés de sexo femenino son cuatro veces más propensos a padecerla. Además factores genéticos también inciden en el desarrollo de esta enfermedad. El diagnostico se realiza a través de una radiografía de caderas, que se recomienda a todos los recién nacidos antes de los tres meses. De existir alguna anomalía se efectúan procedimientos más minuciosos como ecografías, y otros procedimientos realizados por especialistas.

En caso de existir condiciones especiales en el embarazo que hagan de que el bebé sea más propenso a padecer que displasia, el examen médico se hace a los pocos días de nacer. En caso de niños nacidos de nalgas, posición del feto durante el embarazo, antecedentes genéticos, embarazos y nacimientos traumáticos, etc.

El tratamiento suele ser bastante corto y generalmente el bebé debe usar una especie de arnés que ayuda a a que la cadera se re posicione en su lugar. También se realizan sesiones con fisioterapeutas. En muy escasas ocasiones es necesaria una intervención mayor.

Utilidad de las ecografías

La ecografía es una técnica de diagnóstico prenatal no invasiva (no obtiene una muestra directa del feto) que sirve para obtener imágenes del embrión o del feto mediante ultrasonidos y controlar la evolución de la gestación.

Esta técnica de diagnóstico es una técnica muy valorada en medicina porque es sencilla, barata, cómoda, inocua y fiable.

www.blogembarazo.com

Los ultrasonidos se generan cuando se hace pasar una corriente eléctrica por un cristal de cuarzo. La corriente produce en el cristal unas vibraciones de alta frecuencia.  Aunque la base física de los ultrasonidos fue descubierta por los Curie, sus aplicaciones médicas no fueron descubiertas hasta un siglo después.

Las máquinas que hacen ecografías se han ido perfeccionando y las más avanzadas aportan imágenes muy nítidas o de "alta resolución".

El dispositivo que se pone en contacto con el abdomen de la madre se llama transductor. Para que la imagen sea más clara y no haya burbujas de aire entre el transductor y la piel, se emplea un gel o una crema. En la pantalla un sistema informático puede determinar las medidas de las partes del bebé.

La imagen ecográfica es un complemento imprescindible para realizar otras pruebas diagnósticas en la gestación. Por ejemplo, no se puede realizar "a ciegas" una punción del cordón umbilical (funiculocentesis) por lo que el médico dirigirá certeramente la aguja bajo control ecográfico. También es necesaria la visualización simultánea por ecografía cuando se practica una amniocentesis. De lo contrario no se podría obtener líquido amniótico suficiente sin correr riesgos.

Educación Permanente y los abuelos en la familia

viki-tio-simon-navidad2007.jpg 
Quizás tengamos en la familia a algún abuelo o abuela que por distintas razones no han podido cumplimentar su escolaridad en el momento adecuado.
Qué importante es para los niños ver que los mayores de la familia también quieren estudiar sin importar la edad ya que nunca es tarde. Lo importante es el deseo de aprender, de superarse,  de abrirse a un mundo nuevo. Algunos hasta tienen la meta de estudiar luego carreras universitarias. Y lo logran.
 
Muchas veces los adolescentes están confundidos, con desánimo, con desesperanza en un futuro que se les presenta incierto . Pero ellos tienen la edad del camino a la juventud. El adolescente debe conquistar esa juventud, como el adulto conquistar la madurez.
 
No quedan dudas de que la juventud es una actitud frente a la vida. ¿Cuántos abuelos en las familias son jóvenes? y los jóvenes de edad se han transformado en ancianos por las marcas del consumismo destinado a los más pequeños de la casa, alcohol, drogas , cigarrillos.
 
Apoyemos a los abuelos y abuelas que quieren seguir aprendiendo y démosle el lugar que se merecen en casa y en la sociedad. Escuchemos sus nuevos aprendizajes y por sobre todas las cosas sus historias,  experiencias de vida y recuerdos. No los dejemos en el rincón, solos y olvidados. Tienen mucho para compartir. Los pequeños y adolescentes de la casa pueden darles cariño, transmitirles alegría de vivir y compartir con generosidad de corazón.

 

El sentido de la vista

Desde el primer día de vida del bebé, sus ojos cumplen una función esencial para su desarrollo físico, mental y emocional porque le ayudan a absorber información — un poco al inicio y mucho más a medida que pasa el tiempo — sobre el mundo que lo rodea.

A diferencia del oído, un sentido totalmente maduro al final del primer mes fuera del útero, el sentido de la vista se desarrolla gradualmente en los siguientes 6 a 8 meses. A partir de entonces, el bebé verá el mundo casi tan bien como las personas adultas.

www.bebeguia.net

Aunque al nacer los ojos del recién nacido tienen la capacidad física para ver sin problemas, su cerebro todavía no está preparado para procesar toda esa información, por eso lo ve todo borroso. Con el desarrollo del cerebro su capacidad de ver mejora, con lo que ello supone de ayuda para comprender y adaptarse al entorno. Al nacer, su visión alcanza sólo hasta el rostro de la madre o del padre cuando lo cogen en brazos, pero su claridad y alcance aumenta progresivamente mes a mes.

Al principio, el bebé no es capaz de enfocar la mirada más allá de 8 a 15 pulgadas (20 a 38 cm aproximadamente), lo suficiente para distinguir la cara de la persona que lo tiene en brazos. Más allá puede detectar luz, formas y movimiento, pero de momento todo lo percibe borroso. Como es lógico a esa edad, ver la cara de su padre o madre le parece lo más fascinante del mundo.

Algunos errores corrientes pueden ser peligrosos cuando educamos

 
 
Muchas mamás se quejan a menudo de la inquietud y nerviosismo que presenta su hijo. Generalmente esta caracterización de niño nervioso está acompañado de empecinarse en algo y no ceder con facilidad. Esta actitud provoca una reacción en la mamá o en el papá frente al niño.
 
 
Lo peor que se puede hacer frente a un niño que tiene un ataque de nervios, empecinado en lograr algo, es hacerlo ceder por la fuerza. Si se le dice que se lo hará ceder por la fuerza, tomará más fuerza aún en su lugar, ya que no quiere perder. Es mal jugador, y no se considera vencido.mini_75_6638_1222964702434636nina-sola.jpg
 
 
En esta situación juegan un papel preponderante las emociones. Sepamos que el niño no se siente vencido y recomenzará la resistencia  en la próxima ocasión.
Muy mal eligen algunos padres en usar en este enfrentamiento, la violencia.
 
 
Cuando el pequeño se muestra indomable para el padre o la madre, creen que con una paliza se va a calmar. Comienza un momento muy peligroso ya que el niño es agredido físicamente y humillado. Y el padre cree que de esa manera pudo imponerse. Luego este mecanismo va a hacer que el niño comience a reaccionar de la misma manera.

El día del niño

El próximo domingo 9 de agosto es día del niño en varios países hispanoamericanos. Tal como con la mayoría de las fechas significativas, la celebración se convirtió en algo comercial, donde los regalos caros pasan por sobre la significancia de una jornada que podría dar para más.

El día del niño debería ser un momento en que la familia completa se reúna en torno a los más dianiño pequeños, realizando actividades junto a ellos. Un almuerzo con lo que más les guste seguido por una tarde de juegos al aire libre, será mucho más significativo que un robot a baterías.

Los chicos nos expresan su cariño durante el día del padre y de la madre, y bien sabemos que los regalos que más valoramos son aquellos que hacen con sus propias manos. Muchas veces creemos que con llenarlos de cosas materiales reemplazamos el estar allí con ellos, pero los niños, aunque a veces no lo digan, prefieren pasar una tarde jugando con papá o mamá, a una jornada solitaria junto a videojuegos.

Por eso, en el día del niño, démonos el tiempo de celebrarlo compartiendo nuestro tiempo y no billetera con esas personitas que nos cambiaron la vida. Una ida a la playa construyendo castillos de arena, ir a la plaza o un parque a montar bici o cualquier actividad que todos disfruten, será el mejor regalo para los chicos.

Incluso los adolescentes no quedan fuera, aunque ellos no se consideran niños. Aquí se celebra al hijo, y los chicos mayores igual gustan de estar con sus padres por más que se resistan. Si tenemos niños pequeños y otros mayores, podemos armar antes junto a los más grandes una salida a cenar o a algún espectáculo de música, demostrándoles que la relación puede evolucionar una vez que se deja al niño atrás.

Imagen: Chilanga banda