Regalos para papá

Mañana se celebra la festividad de San José, más conocida como el Día del Padre. Desde hace mucho tiempo, es un día en el que los padres reciben de sus hijos e hijas regalos.

Desde pequeñitos, los niños y las niñas prepararan con afán tarjetas, dibujos u otras manualidades en el colegio con mensajes como ‘te quiero papá’ o ‘para el mejor papá del mundo’. Y qué decir tiene que para ellos, esos regalos valen mucho más que cualquier regalo material. Sobre todo para padres primerizos.

En mi caso, como nuestro hijo todavía no ha nacido (aún le quedan dos meses) he sido yo la que le he comprado un pequeño detalle para su ‘primer’ Día del Padre. Así se va mentalizando de lo que nos espera.

Si el niño o la niña todavía es muy pequeño para hacer alguna manualidad por su cuenta, es un recuerdo muy bonito el estampar sobre una cartulina su mano o su pie. Seremos nosotras las que tengamos que escribir ‘felicidades’ o ‘para papá’ pero aún así, el protagonista será el niño o la niña.

Otra idea es regalarle alguna foto de él con el niño o la niña o hacerle un álbum especial de los mejores momentos que ha tenido, hasta ahora, como padre.

Si e bebé todavía no ha nacido o es pequeñito, también le podemos regalar un libro de cuentos para que se los lea por la noche. Es una de las actividades que pueden realizar los padres desde que nacen y que puede crear bonitos vínculos afectivos.

poemas-para-el-dia-del-padrewww.poemas-del-alma.com

El tamaño de tu bebé, mes a mes

Durante los primeros meses de embarazo, como la tripa de la mujer todavía no ha crecido, es muy difícil hacerse a la idea del tamaño que tendrá nuestro bebé. Muchas veces no lo conseguimos ni con las medidas que nos dicen.

Por eso, aquí va una divertida comparación del tamaño de los bebés mes a mes, para imaginárnoslos como frutas, verduras y más.

Las tres primeras semanas, el futuro bebé es tan pequeño que son células. No hay nada tan pequeño para poder compararlo. Por eso, comenzaremos en la semana 4, cuando ya es oficialmente un embrión que tiene el tamaño de un grano de pimienta.

En la semana 5 alcanza el tamaño de una semilla de sésamo y su forma nos recuerda a la de los renacuajos. A las 6 semanas, nuestro futuro bebé ya será como una lenteja.

Como un arándano o un guisante será a las 7 semanas. Además, ya se le podrían ver perfectamente los rasgos de la cara.

A las 8 semanas ya será como una alubia. ¡Y no parará de moverse! Durante la novena semana ya medirá unos 2’5 centímetros, es decir, tendrá el tamaño de una uva blanca.

Una semana más tarde, el bebé ya parecerá una nuez. A las 11 semanas tendrá el tamaño de un higo, se decir, aproximadamente 5 centímetros. Y pesará unos 14 gramos.

A los tres meses es del tamaño de un limón verde y para comenzar el segundo trimestre ya medirá como un boquerón. En la semana 14, nuestro bebé será como un limón. Unos 10 centímetros, es decir, el tamaño de una manzana, tendrá a las 15 semanas. Y para el cuarto mes, será como un aguacate.

En el quinto mes de embarazo, el bebé será del tamaño de un plátano, es decir, unos 25,4 centímetros.

Al sexto mes, ya será como una mazorca de maíz y pesará 113 gramos. Durante el séptimo mes medirá unos 37 centímetros y será como una col china. A las 32 semanas, será como una berza grande.

Durante el noveno mes será como un melón y pesa algo más de 2,5 kilos. Hasta el momento del parto, el bebé crecerá hasta los 50 centímetros y llegará a pesar unos 3`2 kilos.

Arbora & Ausonia y su marca Dodot desarrollan un pañal con un nuevo sistema exclusivo que ayuda a proteger al bebé durante toda la noche

Dodot de Arbora Ausonia incorpora una nueva capa extra de absorción y bandas de loción dermoprotectora con Aloe Vera en el núcleo del pañal. Esta nueva protección se encuentra en los pañales de las gamas Etapas y Activity de Dodot.

Según los estudios clínicos realizados por la propia marca de Arbora Ausonia, con este “Sistema 12h Protección de la Piel” se reducen entre un 40% y 50% las irritaciones de la piel del bebé respecto a los pañales que no incorporan loción dermoprotectora. Además,  tras ocho días de uso de los nuevos pañales, la piel de su culito es un 15% más suave. Este innovador sistema, que se incluye en las dos gamas de pañales de DODOT “Etapas” y “Activity”, se puede apreciar claramente en el interior del pañal, ya que tanto la capa extra de protección como las bandas de loción dermoprotectora se distinguen por su color verde.

El exclusivo sistema consta de una loción dermoprotectora y de una capa extra de protección. Durante el uso del pañal, su tejido interior transfiere a la piel del bebé una fina capa de loción con Aloe Vera, creando una película de protección contra la humedad y los agentes irritantes. Al mismo tiempo, su capa extra de protección, absorbe rápidamente la humedad y la aleja de la piel. De esta manera, mientras los bebés duermen, los pañales Dodot trabajan protegiéndolos toda la noche.

Dodot es una marca especializada en el desarrollo de productos para la higiene diaria del bebé, y está comprometida con las madres y los padres para conseguir el máximo bienestar para sus hijos. Dodot colabora activamente desde hace 20 años con la AEP (Asociación Española de Pediatría) en el desarrollo de programas de investigación en las áreas de cuidado y salud infantil, con el objetivo de apoyar a pediatras y a  padres en su labor educativa.

Dodot de Arbora Ausnonia también tiene entre sus objetivos principales la innovación y mejora tecnológica de  pañales y toallitas. En este sentido, el Departamento de Investigación y Desarrollo de Dodot prueba cada año más de un millón de toallitas y tres millones de pañales en más de 25.000 bebés

Qué hacer ante los golpes en la cabeza

Por más que tomemos todas las medidas de prevención, es casi inevitable que nuestros hijos sufran varios accidentes durante su infancia, aunque la mayoría de ellos no pasa de ser un susto momentáneo.

Uno de los tipos de accidentes más comunes son los golpes en la cabeza, los que muchas veces no parecen graves a primera vista. Existen una serie de procedimientos y precauciones que debemos tener en cuenta en caso de que un niño sufra un trauma en la cabeza.

Lo primero es realizar un análisis a la vista. Ver si el niño presenta heridas o lesiones evidentes las que debemos desinfectar de inmediato. Las heridas en la zona del cuero cabelludo suelen sangrar bastante, por lo que en casos mayores puede ser necesario el cerrarlas con suturas. En la eventualidad de que se trate de sólo el golpe, aplicar de inmediato una compresa fría sobre la zona

Es importante fijarse en el nivel de conciencia del chico. Si éste se muestra aletargado, no se comporta de manera común, vomita, sus ojos se ven extraños o está adormilado debemos llevarle de inmediato a un centro de urgencias, donde a través de exámenes podrán determinar la existencia o no de una lesión mayor.

Si el niño no presentó ninguno de los síntomas anteriores eso no significa que el problema terminó. Es importante vigilarles durante las 48 horas siguientes. Si es difícil despertarlo a la mañana, tiene dolores de cabeza fuerte o le notamos extraño, también debemos consultar con un médico, ya que pueden ser traumas que evolucionan con lentitud.

Los padres son los mejores para analizar el comportamiento del pequeño. La mayoría de las veces éste llorará un rato y seguirá jugando como si nada, siendo sólo un susto pasajero y que de seguro no recordará después.

Las nuevas tecnologias y los niños

Tengo a mi sobrino con un añito y medio y os puedo decir que, desde pequeñito, le han fascinado las nuevas tecnologías. Bueno, mi móvil y el ordenador que uso para él no es un problema, sabe perfectamente las teclas que tiene que tocar (así como el ratón) para ponerse sus episodios favoritos de sus series.

Cada vez más, las nuevas tecnologías se están metiendo en nuestras vidas, haciéndolas más sencillas, si, pero también haciendo que perdamos aquellas cosas que antes realizábamos como salir con los amigos o jugar en casa con los muñecos.
 
Ahora los niños lo que quieren hacer es jugar con la consola del momento, y tener montones de videojuegos para hacerlo. Ahora quieren un móvil, un mp4, un ipod,… Todo lo que hay en el mercado y sus amigos tienen pero ellos no. Ya no se comunican por carta, para ellos es impensable tener que sentarse ante un folio en blanco y empezar a escribirle a su amigo de miles de kilómetros lo que le ha pasado en la vida. Total, si existe el teléfono o el messenger coge y lo llama o chatea por internet…
 
Pero… ¿Hasta qué punto es bueno eso? Los niños de hoy en día no es que sean introvertidos pero a la larga les costará mucho más relacionarse con otros iguales porque siempre dependeremos de una máquina… Aún recuerdo un capítulo que ví por televisión donde la vida se había extinguido debido al ordenador. La gente no se comunicaba hablando sino por el ordenador; no salían de casa para nada, total, el ordenador lo hacía todo.
 
Con los niños pasa algo parecido. Cuando están en casa sólo quieren estar con el ordenador, la play, la música, y nos cuesta mucho arrancarlos para salir con ellos fuera de casa.
 
Quizás debamos enseñarles a los niños que hay más cosas aparte de los aparatos modernos para divertirnos y que un simple palo de cepillo o de fregona puede convertirse en un caballo o que leer un libro puede ser la aventura más fascinante que pueda comenzar, mucho más que escuchar una canción o ver un capítulo de dibujos animados.

De la leche a los primeros alimentos sólidos

_43067063_puree203

Tu bebé ya tiene seis meses y llega la hora de introducir alimentos diferentes a la leche materna o suplementos que le acompañaron durante el primer medio año de su vida. Si bien ese aquel el momento recomendado para realizar la transición, ella depende de otra serie de factores.

Un niño que no es capaz de sujetar su propia cabeza o no puede evitar atorarse aunque sea con la leche, no está listo para alimentos de mayor consistencia. En caso de estar preparados, los pediatras recomiendan empezar con cereales infantiles especializados o algunas frutas cocidas. Debe entenderse que se trata de alimentos colados y molidos, ya que el pequeño aún no tiene dientes.

Al ir introduciendo más comidas, debe tenerse extremo cuidado con aquellos que pueden causar alguna alergia. A veces es mejor evitarlos hasta el primer año de vida, cuando el bebé ya esté más maduro. No es necesario agrega azúcar o sal a las comidas.

Cada vez que se empieza con un alimento diferente, debe hacerse con tiempo y sólo de uno a la vez. Si el bebé lo rechaza no hay que rendirse, sino que volver a intentarlo en una semana más. Los receptores de sabor de los pequeños son diferentes a los de un adulto por lo que algo que a nosotros nos sabe bien, para ellos puede ser demasiado amargo o desagradable.

Si bien lo recomendado es preparar la comida del bebé en casa, pueden utilizarse comidas listas que se venden en los supermercados. Éstas deben venir totalmente selladas y con una descripción completa de sus componentes. No debemos conservar la comida, ya sea casera o comprada, en el refrigerador durante mucho tiempo, ya que puede contaminarse.

Nunca debemos olvidar que si bien el pequeño ya se alimenta con una selección más variada, la leche sigue siendo la parte más importante de su nutrición. Nuestro pequeño está creciendo.