El vestuario ideal para ir al preescolar

preschool Siempre queremos que nuestros niños estén bien vestidos y con la mejor presentación posible, y eso no excluye sus idas al preescolar, momento donde pasaran horas jugando, corriendo, saltando, etc, por lo que muchas veces la ropa tan linda que les ponemos no es la adecuada.

Un niño en edad preescolar o que asiste al jardín de infancia, necesita toda la libertad de movimiento posible, y algunas prendas de vestir se la complican. Algunos establecimientos han dispuestos uniformes o códigos de vestir, pero otros dejan la tarea a conciencia de los padres.

Para ayudarte a escoger las ropas con que enviarás a tu pequeño al jardín o preescolar, te presentamos algunas guías que te pueden ser de utilidad.

  • Los pequeños van a ensuciarse y necesitan hacerlo sin el miedo de ser reprendidos por ellos. Lo ideal es que usen prendas fáciles de lavar y secar, evitando que lleven durante la semana aquellas más elegantes.
  • Si bien los pequeños ya van al baño por si mismos, pueden verse complicados por pantalones difíciles de desabrochar o bajar. Lo mejor es que usen pantalones elasticados que ellos puedan mover con facilidad.
  • Las telas que elijamos deben permitir un movimiento fácil. Jeans y ropa deportiva son siempre la mejor idea.
  • En el caso de las niñas, el uso de faldas y vestidos puede complicarles a la hora de correr o saltar, siendo siempre los pantalones la mejor opción. Si deseamos que nuestra niña lleve falda, ojala ésta no obstruya sus movimientos.
  • Para la parte de arriba recomendamos sudaderas, camisetas, chaquetas deportivas, buzos, etc. Lo importante es que la tela les permita mantenerse frescos (verano,) y abrigados en invierno, sin tener que usar varias capas. Nada mejor que las telas polares o de algodón para las estaciones frías, ya que son calentitas y livianas.
  • Evita prendas que puedan quedar atoradas durante el juego como también el uso de accesorios como collares y pulseras, ya que podrían causar algún accidente.
  • El calzado juega un rol fundamental dentro del vestuario de los niños, sobretodo en una etapa donde el pie está en formación. Lo mejor serán zapatillas de suela flexible y que den un buen agarre al pie, evitando torceduras. El uso de zapatos duros está desaconsejado.

Recuerda, la gran mayoría de la veces tu hijo llegará a casa con la ropa llena de suciedad, pero con una sonrisa después de haber pasado un día jugando, explorando y aprendiendo junto a sus compañeros.

Imagen: Ecochildsplay

Ejercicios de preparacion al parto (I)

A la hora de prepararnos para el parto, existen una serie de ejercicios que nos pueden ayudar a que la situación sea más favorable para nosotras y salgamos mucho antes.

Los ejercicios que, desde DeMamás, os aconsejamos son:

1. Respiración Torácica. Es un ejercicio de oxigenación y relajación. Tenemos que estar tumbadas con las piernas flexionadas (los pies en el suelo). Subimos los brazos hasta colocarlos en forma de V a ambos lados de nuestra cabeza y, conforme los subimos, cogemos aire para, después, soltarlo por la boca cuando los brazos van bajando.

2.- El siguiente ejercicio lo iniciamos en la misma posición que el anterior. Empezamos a meter vientre hacía dentro al mismo tiempo que apretamos los glúteos hacía arriba, notando que la espalda está en la colchoneta (de lo contrario podemos hacernos daño).

3.- ¿Recordáis cuando erais pequeños y nos hacían hacer la bicicleta tumbados? Pues ese es el siguiente ejercicio, siempre teniendo en cuenta que no vamos a tener la misma resistencia y que hay que hacerlo despacio. Tenéis que estar tumbadas y entonces subís un poco las piernas y empezáis a hacer círculos, como si estuvierais montadas en una bicicleta y estuvieseis pedaleando en ella. Con esto reforzaremos los músculos abdominales, músculos muy necesarios para el parto.

4.- Ahora, en la misma posición que estábamos en el primer ejercicio, debemos de flexionar una rodilla y llevar la pierna hacía arriba (sobre el pecho) mientras la otra pierna se encuentra estirada. Se hará con las dos piernas y nos servirá para mantener la pelvis en su posición correcta.

Disfraces para niños

Los disfraces para los niños han de ser siempre comprados y, con ello, gastar un dinero que podría servir para otras cosas ahora que la economía no anda muy bien.

Por eso la imaginación es algo que debemos tener muy presente así que aquí queremos darte algunos ejemplos de disfraces que puedes hacer a tu hijo y que, aunque son muy simples, puede ser incluso mejor que los comprados:

Momia: para ello sólo necesitamos varios rollos de papel higiénico. Si además lo ensuciamos un poco con polvo quedará mejor y después quitar el disfraz es muy sencillo.

Papel higiénico: ¿Quieres un disfraz original? Pues lo único que tienes que hacer es comprar una plancha de cartón y darle la forma de un cilindro, según la forma de tu hijo. Hay que hacerle los agujeros para las manos. Y después puedes utilizar papel contínuo blanco o de colores para "forrar el cartón" y que simule un rollo de papel higiénico (y  le puedes poner un gorro a tu hijo con ese papel contínuo. Una recomendación, es un disfraz pesado porque es probable que no pueda sentarse.

Flor: Este es más sencillo. Únicamente necesitas que se vista por completo de verde. Después haces el molde en tela de los pétalos de una flor (en el centro irá la cabeza de tu hija) y lo coses y rellenas con algodón o gomaespuma para que adquiera cuerpo.

Depresión en el embarazo

Los psicólogos especializados en temas de embarazo y maternidad recomiendan:

1. Cuidar de la propia salud. La embarazada que cuida de sí misma, cuida también de su bebé.
2. Prestar atención al aspecto físico (el embarazo no supone una licencia para el abandono).
3. Hablar de las preocupaciones con la familia, amigos o personas de confianza. (Recuerda que las personas que saben pedir ayuda suelen encontrarla generalmente y que, a veces, la falta de apoyo es consecuencia de falta de comunicación).
4. Consultar al médico de cabecera, ginecólogo u obstetra acerca de la conveniencia de seguir alguna terapia psicológica.
5. Dedicar un tiempo cada día al ocio o alguna actividad que nos guste especialmente.
6. Rodearse de personas positivas y huir de las compañías “tóxicas” (que minan nuestro optimismo).
7. Hacer vida al aire libre y dedicar media hora al día al ejercicio físico.
8. Consultar al médico acerca de la conveniencia de recurrir a algún tipo de medicación para la depresión, y preguntarle sobre los riesgos y beneficios de la misma. En las dosis y casos adecuados, muchos de los fármacos antidepresivos actuales son seguros durante el embarazo, al menos en lo que se refiere a los efectos a corto plazo en el feto (los efectos a largo plazo no han sido debidamente estudiados aún).

Quizá lo más importante es recordar que la depresión puede interferir en la capacidad de la embarazada para cuidarse adecuadamente (por ejemplo, puede comer o dormir peor y no acudir a los chequeos y visitas indicados) Además, los estados depresivos aumentan el riesgo de consumir tabaco, alcohol o estupefacientes, justo lo que menos conviene cuando se está gestando un hijo.

Web para entretener y enseñar de Dodot

Me ha llamado la atención la web de Kandoo de Dodot, la de las toallitas para que los niños aprendan a limpiarse solitos. De una forma divertida, la web se convierte en un espacio en donde padres e hijos podemos aprender y divertirnos juntos. Entre otras diversiones, destacan los juegos educativos online (que ayudan a desarrollar capacidades del niño como la memoria o el lenguaje) y muchas otras actividades pensadas especialmente para que los niños dibujen, ejerciten la memoria, el lenguaje y la creatividad.

Por otro lado, los padres podemos consultar información y consejos especializados de los pediatras sobre cómo educar en la higiene a nuestros hijos, así como compartir nuestra experiencia personal con otros padres en el foro.

Otra cosa interesante es que la Web incluye los resultados de un estudio amplio de investigación a nivel nacional realizado en colaboración con la Asociación Española de Pediatría, entre los niños españoles de 3 a 7 años acerca de los hábitos de higiene. Esta investigación contó con la colaboración de más de 90 pediatras investigadores y más de 1.000 niños, y fue supervisado por el Comité Deontológico de la AEP.

Además, toda la familia podemos conocer los Derechos de los Niños gracias a unos cuentos ilustrados y escritos en un lenguaje comprensible y realizados con la colaboración de UNICEF.

Otro cosa que he descubierto en la web es que Kandoo da un premio a la fidelidad de las mamás: la Caja Mágica de Kandoo.
El premio consiste en 60 toallitas desechables. Para conseguirlo hay que entrar en www.kandoo.es, registrarse e introducir el código pin que se encuentra en todos los envases de las tallas 5 y 6 de pañales Dodot, y te enviaran a casa totalmente gratis la Caja Mágica con toallitas Kandoo.

Creativos Smoothies para la merienda y desayuno

Cuando los chicos llegan del colegio están hambrientos y con ganas de algo rico, por lo que muchos padres les dan comida chatarra en vez de optar por lo nutritivo. Lo bueno es que lo que alimenta también puede ser delicioso.

Para una merienda que tus hijos disfrutaran te presentamos los Smoothies, unas exquisitas bebidas frutales donde se mezclan elementos como la fruta, leche y yogurt. En Demamas les enseñamos como prepararlos.

Smoothie de Banana y fresassmoothie

Necesitamos:

  • 300 gramos de fresas
  • 2 bananas peladas
  • 3 cucharaditas de miel
  • ¾ de taza de leche desnatada o yogurt natural desnatado

Preparación:

Lava bien las fresas y junta en una licuadora todos los ingredientes. Hazla funcionar por cerca de un minuto. Sírvelo en un vaso alto con un bombillo.

Smoothie de naranja (bajas calorías)

Ingredientes:

  • Una lata de jugo de naranjas sin azúcar
  • Una taza de leche desnatada
  • Una cucharadita de esencia de vainilla
  • 1/3 de taza de fructosa en polvo

Necesitamos:

Mezclar todos los ingredientes en la licuadora hasta que quede una mezcla uniforme y líquida. Servir en vasos altos con un bombillo.

Los smoothie pueden ir acompañados de galletas de avena o cereal. También puedes servirlos junto a pastelillos, tostadas o cualquier cosa que se te ocurra. La porción depende del tamaño del niño y sus necesidades.

También son una excelente opción para un desayuno de fin de semana junto a frutas frescas.

Imagen: MmmmFood