¿Qué es el pie plano?

Cuando hablamos de afecciones comunes en la infancia, el pie plano sale a relucir como uno de los problemas en la formación de los pies que afecta tanto a niños como a niñas, y en general es de fácil tratamiento y buen pronostico.

pie-plano01 Normalmente el diagnostico lo hace el pediatra dentro del primer o segundo año de edad, al observar que la curvatura del arco del pie es inferior a lo normal o inexistente. Si tiene la sospecha, lo primera que hará será medir la zona con un instrumento especial llamado podoscopio y ver como la afección complica el andar del chico, aunque en la mayoría de los casos no lo hace.

De notar que se trata de un defecto más complicado que lo habitual, el pediatra nos derivará a un ortopedista infantil, quien querrá realizar exámenes radiológicos, decidiendo si se debe o no comenzar un tratamiento para normalizar la forma del pie.

En la mayoría de los chicos, el uso de plantillas o zapatos ortopédicos no tendrá ningún otro efecto más que hacerlos sentir incómodos. En general se recomienda que el chico camine descalzo siempre y cuando se pueda, viéndose la evolución del problema con el tiempo.

Si éste no mejora en uno o dos años, o el pequeño comienza a presentar dolor en la zona, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para darle al pie su forma normal, la que luego será seguida de sesiones de kinesiología, con una recuperación total en casi la totalidad de los casos.

Imagen: Web del bebé

El proceso del nacimiento

Sabemos que el nacimiento de nuestro hijo es algo que todos los padres desean, además de que sea rápido y que ninguno de los dos, ni la madre ni el bebé, sufran demasiado. Sin embargo, a veces no sabemos lo que nos vamos a encontrar, sobretodo si somos padres primerizos y no sabemos muy bien, o simplemente por nerviosismo.

El proceso del nacimiento tiene 3 etapas bien diferenciadas entre sí y que comprenden:
 
-         Primera etapa: Es la más larga porque dura entre 12 y 24 horas (primer hijo) y menos para segundos y posteriores hijos.
 
La primera etapa engloba todo el tema de las contracciones uterinas que hacen que la cerviz (que es la apertura del útero) se dilate lo suficiente para que pueda pasar la cabeza del bebé. Estas contracciones son cada vez más fuertes aunque nuestro organismo tiene un calmante (la glándula pituitaria) que hace que se alivie el dolor aunque también podemos recurrir a la inyección epidural. Ésta no está muy indicada para personas que sufran dolores de espalda porque puede darle más dolor en ella y ser peor el remedio que la enfermedad.
 
-         Segunda etapa: Suele durar una hora y media y se da cuando el bebé comienza a atravesar la cerviz y el canal vaginal terminando cuando sale completamente el bebé. Es cuando vemos salir la cabeza del bebé cuando nos alegramos mucho porque sabemos que ya está casi terminado y que la alegría ya ha llegado.
 
-         Tercera etapa: Dura unos minutos y es la expulsión de la placenta y el cordón umbilical. A menudo los médicos ayudarán a limpiarlo todo para que no se sufra ningún tipo de infección y podamos reponernos lo más pronto posible.

Miedo al parto

Es totalmente normal que las madres primerizas, y todas lo hemos sido, sienta miedo según se acerca la fecha del parto. La incertidumbre, el miedo al dolor, las preocupaciones…Es importante no dejarse vencer por el pánico y pensar que si tantas mujeres han dado a luz a lo largo de la historia, y casi todas repiten, no será para tanto.

Uno de los temores más frecuentes es si reconoceremos el inicio del parto. A pesar de la incertidumbre, las señalas son muy claras: contracciones frecuentes, rotura de la bolsa, expulsión del tapón mucoso…

Otro de los temores es si llegaremos a tiempo al hospital. En general, el parto de una primeriza dura entre 6 y 8 horas, así que hay tiempo de sobra para llegar al hospital. De hecho, suele ser recordable tomárselo con calma y esperar en casa el mayor tiempo posible.

embarazada-prenumbra

El mido al dolor es otra preocupación generalizada. Como sabemos, cada mujer y cada parto es una historia diferente. Además, cada una percibimos el dolor de forma diferente. En cualquier caso, las clases de preparación al parto son muy útiles para conocer el proceso y controlar los miedos. También existen medios para minimizar el dolor como es la epidural.

A la mujer le suele preocupar también el hecho de si podrá empujar correctamente llegada la hora. No debemos tener miedo porque nos habrán enseñado a ello en las clases de preparación al parto. Además, el trabajo de la matrona es, entre otros, ofrecer apoyo a la parturienta.

Por último, debemos pensar que el parto es un ‘mal’ inevitable y pasajero por el que hay que pasar y que al final tiene una gran recompensa: tener a nuestro bebé en brazos.                                                 www.blogdelbebe.com

Hora del baño, hora de juegos

A la mayoría de los pequeños les gusta bañarse, ya que disfrutan de un momento con sus padres y además de la libertad que les da moverse en el agua. Junto con ser placentero, también podemos hacer de esa hora del día una ocasión para jugar y aprender.

bathtoy Existen una serie de juguetes creados especialmente para el agua y que están dirigidos a niños pequeños; libros, animales, cubetas y formas plásticas son ideales para divertirse, a la vez que se pueden aprender un par de cosas.

Dentro de los libros, existen algunos especialmente fabricados para resistir el agua y que además son lo suficientemente durables para soportar mordidas y el “maltrato” a la hora de explorar. Generalmente contienen pequeñas historias, dibujos y acciones que pueden ser relacionadas con el agua.

Los animales, sobretodo los marinos son una excelente idea para jugar. Podemos montar aventuras, shows y lo que se nos ocurra, enseñándoles de paso pequeñas nociones sobre la vida en el mar.

Otros utensilios divertidos son regaderas, cubetas e incluso algún muñeco que ellos mismos puedan lavar, así se sienten más a gusto mientras mamá los baña. Eso si, es importante que mantengamos los juguetes de la hora del baño es un lugar donde los chicos no los vean, ya que las ganas de jugar pueden llevarlos a tomarles y abrir el agua.

La bañera puede ser un lugar divertido pero a la vez inseguro. Nunca dejes a los chicos solos allí, aunque sea por un segundo, ya que un pequeño momento basta para que se ahoguen, desconociendo los peligros que el agua trae.

Con seguridad y muchas ganas de jugar, haremos de la hora del baño una de las más esperadas del día.

Imagen: Zrecomends

Dermatitis del pañal

Toda madre de seguro ha experimentado con su bebé la desagradable dermatitis del pañal, también conocida como coceduras, en las que el trasero y parte de la zona genital del niño se enrojece, causando dolor e incomodidad al pequeño.

panal

Imagen: Purevasalud

Normalmente se origina por lo efectos corrosivos de la urea existente en la orina sobre la delicada piel del chico. Si bien no existe manera de evitar en un 100% su aparición, existen ciertas medidas que podemos tomar para evitarla y tratarla.

Preocuparse que la piel de la zona se mantenga siempre seca: Para ello, luego del cambio de pañal, debemos dejar un lapso de tiempo con la piel al aire para permitir que se seque de forma natural. También podemos aplicar cremas especializadas, ojala que contengas oxido de zinc, generando una barrera entre los factores irritantes y la piel del bebé.

En caso de producirse la dermatitis, es importante sentir su olor de manera de saber si se trata de sólo una irritación o si existe la presencia de hongos en la zona. Al sentir un olor diferente, debemos consultar al pediatra, quien recetará una crema específica para el tratamiento y junto a la madre preparará un plan para que no vuelva a ocurrir.

Otras formas de prevención es evitar el uso de productos y pañales perfumados, los que pueden causar alergias cutáneas. Evitemos molestias a nuestro pequeño en una etapa que suele extenderse hasta los dos años, permitiéndoles desarrollarse y jugar con comodidad.

El estrés en niños y adolescentes

Hay muchas situaciones escolares que pueden ser disparadores de estrés  en chicos y adolescentes. Entre algunas causas están el cambiar de escuela, el sentirse presionado por compañeros , ser víctima de una violencia sutil, y a veces no tan sutil en el aula y rendir una examen.

Este estado  ocurre cuando el estímulo excede la capacidad de respuesta. El organismo no da abasto para procesar las situaciones y empieza a manifestarse en síntomas como problemas en la piel, trastornos de apetito, del sueño, resfríos y hasta fiebre. La persona estresada siente agotamiento y está más proclive a enfermarse. Si esto se prolonga en el tiempo , se hace crónico.

ninos_4.jpg

El impacto de estas situaciones de estrés en los niños dependen de su estilo de vida, de su capacidad para resolver problemas. Tambien de su madurez, personalidad y apoyo de la familia.Lo importante es que los padres podemos ayudarlos.

Algunos consejitos para los papás son: Crear un espacio de recreación y juego, mantener rutinas, crear un espacio de juegos con los padres, bajarles el nivel de exigencia y no abrumarlos con actividades pautadas, entre otras opciones.