Ahora yo me visto solito

Alrededor de los dos años y medio de edad, los padres escucharan con más y más frecuencia la firme frase “yo solito.” Nuestro bebé ya se siente un niño “grande,” y exigirá ser tratado como tal. Una de las áreas donde querrá tener injerencia es en la elección de sus ropas y el ponérselas por si sólo.

Mitad orgullo, mitad nostalgia al ver que nuestro pequeñín ya no lo es tanto, los adultosdressed podemos facilitarles el proceso de aprender a vestirse. Lo primero es ir poco a poco dándoles opciones cuando les “ayudamos a vestirse.” “Qué camiseta prefieres,” “¿Qué color crees que queda mejor con estos pantalones?” La idea es no dar muchas opciones, sólo las suficientes para que se sientan en control, ya que si les damos todo un armario para elegir, más que ayudar les confundimos.

Cuando llega el momento de ponerse la ropa sólo, debemos proporcionarles prendas diseñadas para ponerse y sacarse fácilmente. Zapatillas con velcro, pantalones elasticados, ojala sin botones o cierre, camisetas con un agujero para poner la cabeza amplio, etc. La satisfacción que veremos en el rostro de los chicos al ver su pequeño triunfo, nos mostrará que ya son capaces de ir enfrentándose poco a poco a los desafíos que propone la vida. Eso si, la estrategia del paso a paso será nuestra mejor aliada.

Imagen: Geoparent

Sexualidad post-parto

Algunas veces las relaciones sexuales, cuando acabamos de dar a luz, cambian de manera radical, quizás debido a los cambios hormonales que sufrimos hasta que el organismo vuelve a su estado "normal" o quizás porque también nosotras cambiamos.

Durante los primeros meses después del parto las relaciones sexuales pueden ser algo más difíciles de realizar. Incluso, las mujeres pueden no tener ganas de practicar relaciones sexuales durante un tiempo por varias razones: dolor y/o hipersensibilidad en la zona; cansancio, falta de tiempo, temor,…

El hombre también se cohíbe a la hora de tener relaciones sexuales con su pareja porque piensa que no es adecuado, que no le gustará o, por temor al rechazo.

Ante esas situaciones lo mejor es que se hable francamente del tema para no desembocar en un problema mayor. En general, y como idea principal, es no realizar los actos sexuales hasta que no se deje de sangrar de modo que el organismo pueda "sanar" de manera natural y no ocurra ningún accidente como puede ser el que se fisure alguna parte del útero que lo que haga es que las mujeres tengamos más molestias.

Bueno, la verdad es que con un bebé en casa es bastante difícil hacer nada pero las relaciones sexuales post-parto han de comenzar poco a poco para no hacer daño a la otra persona y así poder disfrutar los dos del placer. Si pasados algunos meses se ve que alguno de los dos rechaza las relaciones o que aparecen dificultades, lo más aconsejable es buscar información.

El ‘apasionante’ mundo de las palabrotas

Es bastante frecuente, que sobre los tres años los niños y las niñas comiencen a decir tacos o palabrotas por imitación de los y las adultas. Para que sea algo pasajero, debemos tratar el asunto con naturalidad y no darle más importancia de la que tiene.

La primera vez que sueltan una palabrota no saben ni su significado pero encuentra ante ellos una reacción que les sorprende: risas, enfados, cuchicheos, reprimendas…Su curiosidad se despierta porque se dan cuanta de que esas palabras provocan reacciones asombrosas en la gente que les rodea.

Si nuestro hijo o hija comienza a utilizar palabrotas, es importante conocer qué finalidad tiene para él o para ella. Pueden ser varias como imitar a las personas adultas, manifestar enfado, llamar la atención o simplemente divertirse porque a lo mayores les hace gracia.

Su queremos que esta etapa sea pasajera, lo mejor es no reírse, ni escandalizarse y conservar la naturalidad. De esta manera, perderá todo el interés para el niño o la niña e irá desapareciendo.

Además deberemos ofrecerles alternativas para expresar las cosas. En vez de decir ‘Esto es una mierda’ se dice ‘Esto no me gusta o esto no funciona’.

Si expresa su enfado o malhumor con palabrotas, debemos enseñarle a expresar sus sentimientos a través de otras vías, como por ejemplo utilizar palabras con la misma carga emocional, pero sin ser malsonante: ‘Ay’, ‘vaya’…

Los trillizos idénticos

Cada vez es más común escuchar de embarazos múltiples producto de las técnicas de fertilidad para ayudar a mujeres con problemas de fertilidad, pero en la mayoría de los casos se trata de hermanos que si bien crecieron en el mismo útero y al mismo tiempo, son de diferente sexo y apariencia.

triplet_1 Es que los mellizos y trillizos idénticos son una situación bastante menos común, sobretodo en el caso de los últimos, ya que sólo uno en un millón de embarazos logra producir tres bebés iguales.

La gestación de los trillizos idénticos se provoca al dividirse un ovulo ya fecundado en tres partes idénticas, los que luego se desarrollan separadamente. El problema es que en muchos casos los pequeños comparten placenta y flujo sanguíneo, lo que hace que sea un embarazo de muy alto riesgo. Esos casos se denominan monocoriales.

Si uno de los trillizos se enferma o tiene un desarrollo anormal o más lento, afecta directamente a sus hermanos, ya que hará que sus organismos hagan un esfuerzo extra para suplir las carencias del suyo. De la misma forma, si se produce un aborto espontáneo en uno de los bebés, los otros también perderán la vida al compartir la misma sangre.

Pero no todos los casos son así, ya que también pueden gestarse en bolsas amnióticas separadas y con su propia autonomía, disminuyendo los riesgos. En general son embarazos que no llegan a fecha de termino, por lo que los médicos realizan esfuerzos para que el parto sea lo menos prematuro posible, trayendo al mundo tres alegrías que amarás por igual.

Imagen: Bebeslatinos

Algunos consejos de lactancia

La lactancia es un viaje muy especial. Es una decisión personal de cada mujer, de cada mamá. Pero también es una forma de dar amor y una manera de darle valor a nuestro propio cuerpo y a las opciones que nos da. También es un tema complejo y absurdamente desconocido por la mayoría de los profesionales de la salud materno infantil, e incluso por las abuelas, madres, conocidas. Las nuevas mamás de hoy día difícilmente vieron a otra mujer amamantar y muy pocas fueron amamantadas por sus madres, sobre todo si hablamos de los países industrializados como España y los otros Estados que conforman la Unión Europea. En los últimos 10 años, sin embargo, hay cada vez más información y es en este sentido que podemos decir que las mujeres cada vez tienen mayores posibilidades de tomar una decisión informada y centrada sobre el tipo de alimentación que quieren dar a sus hijos al nacer.

Asociaciones que apoyan en horizontalidad (de mamás a otras mamás), investigaciones pediátricas y una mayor apertura a hablar del tema de la lactancia permite un flujo de datos, consejos e ideas que le dan a muchas mujeres herramientas para iniciarse en un proceso que si bien es natural, no es innato. El bebé nace con todo para pegarse al seno de su madre: el deseo y la capacidad de succión. Pero la madre no sabe qué hacer. La naturaleza no se manifiesta en un momento “mágico” de iluminación, así que buenos consejos, información y orientación no invasiva son una auténtica forma de ayudar a cualquier futura mamá que desee caminar la ruta de la lactancia.

lactancia

Otro elemento que le hará mucho bien a la mamá lactante es la empatía. No, no por ser una mamá que da pecho y estar contenta con ello se menosprecia a las mamás que no optan por la lactancia materna. No, no es una opción “moderna”, “hípster” o un exceso de orgullo. Es simplemente una forma, natural, gratuita y no tan difícil si se tiene el entorno adecuado y una gran dosis de paciencia, de alimentar a un bebé. Además de que otorga muchos beneficios de salud a mamá e hijo.

¿Quieres darle pecho a tu bebé que está próximo a nacer? Consigue un buen cojín de lactancia, un par de sostenes, pomada de lanolina y el contacto de una asesora de lactancia cercana a tu domicilio y enfrenta el camino con paciencia y fuerza. A veces es difícil, pero sin duda, vale la pena.  

Contra la explotación infantil

Mientras nosotros y nosotras pensamos en tener niños y niñas para darles todo lo mejor, en países del Tercer Mundo sigue funcionando de una forma alarmante la explotación infantil en el trabajo. Y deberíamos tomar conciencia de ello.

Por ejemplo, en el sur de Asia trabajan más de 100 millones de niños y niñas, de los que un 20% hacen jornadas de 13 horas diarias por un sueldo de entre 15 y 20 euros al mes. La explotación infantil es muy común en las curtidurías, donde no se respetan las más mínimas medidas de seguridad e higiene.

En Latinoamérica, donde trabajan 17 millones de niños y niñas de entre 5 y 17 años, las ganancias suponen del 10 al 20% de los ingresos de sus familias. La industria de la minería, los lavaderos de oro, así como la extracción artesanal de oro, los secadores de piedra pómez y la fabricación de ladrillos son alguno de los destinos de estos niños y niñas.

explo

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), "el trabajo forzoso, la esclavitud y el tráfico criminal de seres humanos en especial mujeres y menores están creciendo en el mundo y adoptando nuevas e insidiosas formas". El reclutamiento obligatorio de niños para conflictos bélicos está también en auge.

Las largas jornadas y las penosas condiciones en que estos niños y niñas realizan su trabajo impiden su acceso a la educación, los agota física e intelectualmente y, al mismo tiempo, provocan en esos países graves efectos socioeconómicos, como el aumento del desempleo en la población activa, pues ocupan el puesto de trabajo de la población adulta.

www.monografias.com