Deficiencia Mental

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define la deficiencia mental como “un funcionamiento intelectual inferior, al término medio, con perturbaciones en el aprendizaje, maduración y ajuste social, constituyendo un estado en el cual el desarrollo de la mente es incompleto o se detiene.”

Otra definición, similar a la anterior, es la establecida por la AAMR (American Association on Mental Retardation): “el retraso mental se refiere a limitaciones sustanciales en el funcionamiento actual (de las personas). Se caracteriza por un funcionamiento intelectual significativamente inferior a la media, que se presenta juntamente con limitaciones en dos o más de las siguientes áreas de habilidad adaptativa:
  • comunicación,
  • cuidado de uno mismo,
  • vida en el hogar,
  • habilidades sociales,
  • uso de los servicios de la comunidad,
  • autorregulación,
  • salud y seguridad,
  • habilidades académicas funcionales,
  • tiempo libre,
  • trabajo y
  • se manifiesta antes de los 18 años”.

Una persona deficiente mental puede tener varios grados, desde el que tiene menos condicionantes y no le supone tener muchas limitaciones, hasta el que se ve afectado por limitaciones mayores (hasta el punto incluso de no poder realizar ninguna acción).

Cuando un educador infantil, o una madre se encuentran con un caso así, lo importante es tener claros los objetivos que vamos a marcarnos para ayudar al pequeño a crecer. El niño tiene que ser capaz de entender, imitar y seguir instrucciones verbales, esto es lo más importante que hay que marcarse porque es un gran avance si se consigue.

Los niños con deficiencia mental se caracterizan por (a nivel comunicativo):

- Aparición del lenguaje más tardía.

- Primeras palabras con sentido nunca antes de los 2 años.

- Adquisición gramatical lenta.

- Simplificación de estructuras gramaticales.

- Adquisición de un léxico y una semántica reducidos.

- Dificultad para comprender ciertas preguntas.

Peluquerías

La imagen es algo muy importante hoy en día, en cierto modo nos hemos convertido en auténticos esclavos de la misma y tanto los medios de comunicación como la sociedad en general, lanza mensajes en los que se ensalza lo bueno de mantener una imagen perfecta en todas las ocasiones.

No en vano el auge de los tratamientos de belleza, tratamientos estéticos e incluso de cirugías de tipo estético, han experimentado un crecimiento enorme en nuestro país. A este crecimiento se han unido, sin ningún tipo de complejo, muchos hombres que buscan mantener un aspecto lo más joven y perfecto posible ya que consideran, y en cierto modo no les falta razón, que esa buena imagen les puede ayudar en el terreno personal y profesional a partes iguales.

Es cierto que con la actual crisis económica, este tipo de tratamientos han podido experimentar un cierto descenso, aunque palian sus efectos con la aplicación de ofertas y descuentos que sigan poniendo estas técnicas al alcance de la mayoría de bolsillos. Pero siguen existiendo rutinas, especialmente en la vida de las mujeres, que son difícilmente variables aun con los problemas derivados de la crisis económica. Una de estas rutinas es, sin duda, la peluquería.

Pocas son las mujeres que se resistirán a lucir un peinado perfecto o un corte de pelo que les favorezca, por eso aunque baje el nivel de mujeres que acuden a los tratamientos estéticos, se puede mantener el de mujeres que acuden con regularidad a la peluquería.

Y si esas mujeres son madres, es bastante probable que se hayan enfrentado en alguna ocasión a llevar a sus hijos a la peluquería, ya sea a cortar el pelo, ya sea a peinarlos. Lo cierto es que, cuando hablamos especialmente de niños pequeños, llevar a un menor a la peluquería puede convertirse en un auténtico suplicio. En primer lugar los niños pequeños suelen tener una auténtica aversión a las peluquerías y es normal encontrarlos llorando desconsoladamente y resistiéndose a los intentos de la peluquera por cortarles el pelo.

Por otro lado muchas madres se encuentran con que no existen muchas alternativas en peluquerías infantiles especializadas. Es decir, queremos cortar o peinar a nuestro hijo y no queremos que tenga un corte de persona mayor sino algo más específico para su edad. Sin embargo no encontramos peluquerías que nos solucionen tanto el problema del rechazo del niño por la peluquería como el del estilo de peinados.

Sin embargo basta un búsqueda simple para ver como cada vez son más las peluquerías que se especializan en este sector y que ofrecen un servicio personalizado y adaptado a los niños. Un ejemplo lo tenemos en la franquicia Fashionkids (http://www.fashionkids.es), que es un espacio dedicado a la estética de los menores, completamente independiente del público adulto. Esta franquicia se ha convertido en la primera cadena de peluquería en España desde 2006 y proporciona un servicio de estética y peluquería para niños en el entorno de un espacio lúdico. Podemos encontrar peluquerías de esta cadena en Madrid, La Coruña, Guadalajara, Asturias y Andalucía entre otros.

Actividades para niños en España

Los fines de semana y festivos son excelentes momentos para realizar actividades en familia, aunque la mayoría de las personas opta por actividades sedentarias o que poco aportan al crecimiento de los chicos.

conpeques

Para aquellos padres con ganas de introducir nuevos paseos y formas de divertirse en familia, está el portal Con Peques, una web dedicada a informar sobre actividades, proyectos y espectáculos pensados exclusivamente para niños.

Existen datos sobre obras de teatro, exposiciones de arte y ciencia, circos, talleres y sugerencias para que los más pequeños disfruten de las fiestas típicas de cada región de España.

Si el clima lo permite, podemos encontrar ideas para realizar actividades al aire libre en parques tanto dentro como fuera de la ciudad, aprovechando de hacer ejercicio e inculcar la importancia de éste desde pequeños.

La página se encuentra dividida en categorías según el tipo de actividad y el lugar en que se llevará a cabo, permitiendo llegar fácilmente a algo que nos llame la atención y se encuentre cerca de casa. Ya no hay excusas para quedarse viendo un DVD en casa o ir a un restaurante de comida rápida, ya que la diversión y aprendizaje en familia son uno de los regalos más importantes durante el crecimiento.

Cómo limpiar los biberones

La higiene del biberón del bebé es un tema que preocupa a los padres, los que suelen seguir los consejos de amigos y familiares mayores acerca de la mejor forma de mantener a los pequeños sanos y libres de gérmenes.

Una de las maneras más usadas es la de hervir las botellas siendo lo último que deberíamos hacer, ya que al calentarse directamente, el plástico con el que están fabricados puede liberar químicos que luego pueden mezclarse con la leche del niño.

Lo primero que debemos hacer es limpiar el biberón apenas el niño termine de beber. Para ello lo mejor es utilizar una escobilla especial, agua y un jabón para lavar neutro. Es importante preocuparse de que quede bien enjuagado y completamente seco antes de guardarlo.

Cada cierto tiempo, y como manera de esterilizar la botella, podemos colocarlo dentro de un recipiente con agua ya hervida por alrededor de 10 minutos. Una vez listo, los biberones deben quedar sin restos de agua y ser almacenados en la heladera hasta el próximo uso, aunque si pasan más de tres días sin utilizarse, puede ser bueno enjuagarlo nuevamente.

En caso de que se trate de una botella nueva, es vital que la lavemos antes de usarla, ya que pueden haber quedado residuos de los diferentes procesos por los que pasó en su fabricación, los que podrían llegar a la boca del bebé.

Con medidas de higiene simples y precisas, podemos cuidar a nuestro bebé manteniendo un objeto que se lleva directamente a la boca, limpio y listo para usarse.

Trajes de baño que protegen del sol

Estamos en primavera y con entusiasmo esperamos que llegue el verano, momento de relajo, vacaciones, playa, alberca y sol. Es el último punto el más controversial y peligroso, ya que los niños pasaran largo tiempo expuestos al astro rey mientras disfrutan de un buen chapuzón jugueteando en el agua.

Consientes de los problemas que la exposición solar puede causar en los pequeños, los fabricantes de trajes de baño infantiles han ideado nuevos modelos que si bien ayudan a proteger a los chicos de los daños del sol, no son de por sí una panacea.

La magia está en los materiales usados, los que son capaces de filtrar los peligrosos rayos UV. Con diseños para niños y niñas, cubran más que los trajes de baño tradicionales, ya que en el caso de los varones es de una sola pieza que cubre la partes uperior de las piernas y además el tronco y brazos. Lo mismo en el caso de las chicas, aunque también hay modelos de dos piezas. Existen además zapatillas especiales para utilizarlas dentro y fuera del agua.

trajedebaño

Un traje de baño con protección UV será más efectivo si la tela es de color oscuro. Además es importante que se ajusten a la piel del niño sin quedar demasiado sueltos, ya que podrían levantarse perdiendo su poder.

También se han desarrollado lentes de sol especialmente pensados y diseñados para los chicos, siendo más resistentes y con un filtro que no sólo impide el paso de los rayos UV, sino que también protege sus sensibles ojos de la luz extrema.

El uso de un gorro que proteja tanto la cabeza como las orejas también es vital.

Si bien los productos antes mencionados son una excelente alternativa del sol, igual se deben utilizar cremas protectoras solares, las que deben re aplicarse cada vez que el chico salga del agua.

El tiempo en que nuestro chico esté expuesto directamente al sol debe ser el menor posible a los, y por sobre todo debe evitarse hacerlo entre las 11 y 15 horas, sin importar que el día se presente algo nublado.

Imagen: Zancada

Cómo saber si mi bebé tiene problemas de audición

Por fin terminaron esos nueve meses de espera y ya tienes a tu hijo contigo. A primera vista todos está bien, pero notas que no reacciona ante los ruidos, ni es capaz de mirar a quien lebebe-oreja habla. Llegó la hora de hacer exámenes.

Normalmente son los padres quienes notan el posible problema y recurren al pedíatra, quien a través de pruebas estándar para evaluar la presencia de dificultades. En caso de encontrar una posible ausencia o disminución del nivel de audición, llega la hora de realizar exámenes más complejos.

En el caso de los bebés, los exámenes van dirigidos a buscar la causa de la sordera y qué tan grave es. Muchos niños tienen un nivel de perdida de audición muy bajo, y con terapia podrían funcionar normalmente y desarrollarse junto al resto de los niños, mientras que otros tendrán que aprender a vivir en un mundo sin sonidos, comunicándose a través de lenguaje de señas y leyendo labios.

Por suerte, los avances tecnológicos ofrecen hoy ayuda para mejorar la calidad de la audición de los niños a través de los implantes cocleares, pero éstos no sirven en todos los casos. Si queremos que nuestro hijo con dificultades auditivas pueda alcanzar su máximo potencial, es vital el diagnostico temprano y el trabajo con fonoaudiólogos desde temprana edad y de forma constante, con el objeto de ayudarle a desenvolverse con éxito en un mundo pensado para los que pueden oír.

Imagen: Web del bebé