Durante el embarazo, sal yodada

La mejor recomendación para prevenir que un niño o niña padezca bocio y retrasos graves en el desarrollo físico y mental es que la mujer embarazada ingiera sal yodada en vez de sal común. Así lo afirma el jefe de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Carlos Haya de Málaga, Federico J. Soriguer.

La carencia de yodo durante el embarazo también aumenta las probabilidades de muerte de la madre, aborto espontáneo y mortalidad fetal tardía, por lo que Soriguer señala la importancia de que los médicos de atención primaria y los ginecólogos "informen cada vez más de la necesidad de una adecuada nutrición de yodo".

UNICEF ha alertado de que en España entre el 30 y el 50% de las mujeres embarazadas presenta deficiencias en el consumo de yodo, por lo que más de la mitad de los 500.000 nacimientos previstos por el Instituto Nacional de Estadística para 2009 pueden tener riesgo de padecer trastornos por déficit de yodo (TDY).

Soriguer ha explicado que el yodo es un nutriente necesario para el funcionamiento adecuado de la glándula tiroides que regula el crecimiento y el metabolismo.

Existen tres clases de sal: común, marina y yodada, y ésta última, fácil de encontrar en tiendas y centros comerciales por unos pocos céntimos más que las otras, se consigue gracias a una pequeña manipulación industrial.

http://nutrinautas.com

La llegada del bebé

La llegada de un bebé es algo indescriptible. Acabo de ser mamá y lo estoy viviendo en primera persona.

A pesar de que el parto pueda ser difícil o doloroso, al poco rato de tener a nuestro bebé en brazos, todo se olvida. A partir de ahí, tanto la madre, como el padre, como el nuevo ser tienen un largo camino para ir conociéndose y adaptándose poco a poco a la nueva situación.

En mi caso, la primera noche en el hospital fue muy dura porque el niño no paró de llorar. Con esa noche y la anterior, en la que me puse de parto, eran dos noches en vela con todo el cansancio acumulado. Por eso es muy importante la complicidad con la pareja y su predisposición a echar una mano en lo que sea posible.

www.taringa.net

Aunque si, como en el caso de mi hijo, el malestar se debe a los cólicos, poco se puede hacer. Otras de las posibles causas es que el bebé tenga hambre y la madre todavía no tenga leche. El calostro es muy nutritivo, pero no sacia al bebé. En ese caso, la paciencia es la única recomendación.

Una vez en casa, la cosa cambia bastante y, por lo meno, los nuevos padres y madres ya están en su entorno. Es muy importante que la madre descanse todo lo posible, sobre todo si tras el parto tiene anemia, y cualquier ayuda siempre será bien recibida.

Para todas aquellas personas que acaben de ser papás y mamás, muchas felicidades.

Cuidados del cordón umbilical

El resto de cordón umbilical, que permanece en el bebé después del nacimiento, se va modificando con el correr de los días y se cae a las 2 ó 3 semanas después del parto. Debemos prestarle especial atención cuando le cambiemos el pañal, evitando que se depositen secreciones en esa área.

Para facilitar la cicatrización, debemos limpiarlo con alcohol o productos cicatrizantes que te indique el pediatra y permítele que esté en contacto con el aire. Con una gasa empapada en alcohol le daremos unos toquecitos y después cubriremos el cordón y la pinza con la gasa. Cuando le pongamos el pañal, lo dejaremos cubierto.

www.mdconsult.com

No debemos aceleres nunca la caída del cordón, sino que hay dejar que se caiga solo y no hagas caso a todo lo que te aconsejen para mejorar la estética del ombligo del bebé, ya que puede provocar infecciones umbilicales que dejan cicatrices peores y complicarle la salud a tu hijo o hija.

Pueden ser signos de infección si notamos que el cordón umbilical tiene secreciones purulentas amarillo-verdosas o emana un olor desagradable o el ombligo está muy rojo e inflamado. Ante esta situación debes contactarte con el personal médico encargado de la salud del bebé.

La Generación XD

xdConocimos bien la Generación X, y la Y. Pero llegó el tiempo para la que agrupa a nuestros pres adolescentes, con las tan particulares características que muestran su forma de comportarse y relacionarse en sociedad. Se trata de la Generación XD.

Compuesta por chicos entre los 8 y 14 años, la Generación XD nació y creció rodeada de la tecnología y no conciben la existencia de un mundo sin los servicios que consideran básicos para su vida: Internet, reproductores digitales, teléfonos móviles de última generación, etc.

Son niños que saben hacerse escuchar y tienen muy claros sus derechos, pero no así sus deberes. Un reciente estudio realizado por Disney en Europa, reveló cómo viven y sienten los integrantes de la Generación XD.

  • Saben manejar y utilizar la tecnología para comunicarse con amigos, pero aún siguen prefiriendo el contacto cara a cara.
  • Casi el 100% declara que la Internet mejora y facilita su forma de vida
  • El 30% considera que lo comunicación directa (cara a cara) es la mejor, mientras que el 29% prefiere los mensajes de texto o chat.
  • 7 de cada 10 entiende la importancia de ahorro.
  • Admiran por sobretodo a sus padres
  • Tienen una alta conciencia ecológica y trabajan para cuidar el planeta.
  • Consideran importante las relaciones familiares y buscan un futuro profesional con carreras tradicionales, aunque ocupaciones como futbolista siguen estando entre sus aspiraciones.

Podríamos seguir eternamente, pero seguro que ya comprendieron quienes eran los XD y a partir de ello la mejor manera de comprenderles y tratarles, esperando que lleguen de la mejor manera a la adolescencia.

Imagen: 123fr

Dolor de cabeza en niños y niñas

Las causas del dolor de cabeza en los niños, niñas y adolescentes pueden estar relacionadas con trastornos psicológicos que generan tensiones, depresiones y conflictos que, si no se valoran en su justa medida, pueden agravar los síntomas preexistentes.
Los cambios importantes, como el nacimiento de un hermano o hermana, o los pequeños malestares, pueden provocarles ansiedad y desembocar en una cefalea básica, es decir, un dolor de cabeza no provocado por un resfriado o por otros trastornos físicos, sino exclusivamente por causas psicológicas.

www.es.dreamstime.com

Por esta razón, es importante no infravalorar nunca la solicitud de ayuda por parte del niño o niña. Los caprichos continuos, el llanto y el dolor de cabeza pueden ocultar un malestar interior que los padres y madres deben captar y resolver con comprensión, presencia y afecto.

Pero las cefaleas también pueden ser físicas. Para tratarlas debemos evitar algunos alimentos que puedan hacer aumentar el dolor, principalmente, el chocolate, que contiene una sustancia que influye sobre algunos mediadores del sistema nervioso central (por ejemplo, la seritonina), y contribuye a aumentarlos.

Para prevenir el dolor de cabeza, es importante eliminar todos los factores que puedan haber originado el dolor. El sueño y las comidas se deben regular al máximo y hay que prestar una especial atención si la aparición del dolor está relacionada con la administración de un alimento en particular o con la realización de una actividad que requiere esfuerzo.

La vacuna contra gripe AH1N1 está por llegar

En momentos donde la cantidad de casos de la influenza AH1N1 también conocida como Gripe A, se multiplican día a día, sobretodo en los niños, la noticia de bebe-vacunas-1que pronto habrá una vacuna para protegerles se hace importante.

En un par de semanas más estaría disponible para niños y adultos una forma de inoculación  que protegería contra esta nueva variante de la Influenza, y que parece ser más agresiva. La vacuna, creada en Estado Unidos, ya fue probada con éxito en grandes y chicos.

La gran mayoría de los países, incluyendo España, tienen reservadas una cuota de dosis, las que serán aplicadas en grupos de riesgo durante la primera etapa, y luego al resto de la población una vez que se alcance un mayor nivel de producción de vacunas.

Para quedar inoculados, los niños sólo se requerirán una dosis de aplicación oral, y sus efectos secundarios no son diferentes a los de la vacuna normal contra la gripe que se utiliza todos los años, sin riesgos extra para los menores.

Imagen: Cuidado Infantil