Medicamentos prohibidos durante el embarazo

medicamentos-embarazoLas futuras madres saben que durante el periodo de embarazo deben cuidar las medicinas que  consumen ya que algunas de ellas pueden dañar al niño por venir. Pero algunas de ellas se ven tan comunes e inocentes que se les pasan de lado. Por ello en Demamas, queremos entregarles una pequeña lista con fármacos de uso común, que les ayude a proteger a ese ser que esperamos con tanta ansiedad, aunque no se debe consumir ningún tipo de medicamento sin la autorización expresa de nuestro obstetra.

 

  • Aspirina en cualquiera de sus presentaciones
  • Antidepresivos y estabilizadores con Litio
  • Anticoagulantes de consumo oral
  • Varias medicinas orales contra la diabetes
  • Fármacos que se utilizan para el tratamiento contra el acné
  • Talidomida (Nauseas)
  • Algunas medicinas para la hipertensión
  • Tratamientos farmacológicos para dejar de fumar, cualquiera sea su aplicación
  • Antineoplásicos en el primer trimestre de gestación (tratamiento contra el cáncer)
  • Tetraciclinas (una familia de antibióticos)
  • Ácido Salicílico
  • Cloramfenicol (antibiótico)
  • Aminoglucósidos (antibióticos)
  • Isotrentinoina (acné y ovario poliquístico)
  • Tretinon (medicamento dermatológico basado en Vitamina A)
  • Sulfamidas en el tercer trimestre (Antibiótico)

Todas las medicina nombradas tienen efectos negativos comprobados, pero la lista no se queda en ellos, sino que existen varios más cuyo su uso no es tan común. En caso de necesitar algún tipo de fármaco de manera constante, el médico buscará alguna alternativa que permita cuidar también la salud de la madre.

Imagen: ABCPedia

Niños y teléfonos móviles

Actualmente un 41% de los niños entre 10 y 11 años posee un teléfono móvil, cifra que se eleva a un 70% entre los 12 y 13 años llegando a la sorprendente cifra que nos señala que el 87% de los adolescentes entre 16 y 17 poseen uno (Estadísticas Oficina comunitaria Unión Europa.) Si bien los chicos ya mayores están en constante comunicación con sus amigos y padres, queda preguntarse para qué un pequeño de 10 años requiere su propio móvil, considerando que sus actividades son monitoreadas de manera cercana por padres y cuidadores.

No es infrecuente que en medio de una clase de escuela primaria o secundaria, la voz de la maestra quede relegada a un segundo plano mientras los alumnos teclean de forma hábil mensajes dirigidos al compañero que se encuentra dos bancos más a la derecha. Es que ya se ha convertido en una adicción reconocida por muchos médicos y también padres que no sólo ven como sus hijos se consumen con el aparato electrónico, recibiendo cuantiosas facturas a fin de mes.

celular

Pero, ¿Qué factores se deben considerar al adquirir un teléfono móvil para nuestros hijos? Según un informe dado a conocer por la Defensoría del Menor en Madrid, ningún niño menor de 13 años debería poseer uno y cuando llegan a la edad recomendada, su uso debe ser fiscalizado por parte de los padres, ya que no sólo caen en gastos excesivos, sino que también se ven sometidos a problemas de aprendizaje y un uso incorrecto del lenguaje que les afecta en su vida académica y social.

Otro punto que recomiendan los expertos, es que el uso del móvil debe regirse por reglas que van desde su utilización desde el hogar, las personas con las que están autorizadas para comunicarse y las funciones extra que quedan fuera y deben financiarse con dineros propios. (Muchos proveedores de telefonía ofrecen acceso a Internet, noticias, chiste, resultados deportivos, etc.)

Para el encargado de la Defensoría la clave no está en prohibir, sino que en educar sobre un uso adecuado de las nuevas tecnologías que llegaron para quedarse y formaran parte del presente y futuro de nuestros niños y adolescentes.

Fuente: Copianos

Imagen: Celularis

Alimentos que debemos evitar antes del primer año de edad

Los bebés son muy delicados y durante sus primeros seis meses de vida, lo ideal es que sólo se alimenten con leche materna o formulas especialmente creadas para ellos. Pero es a partir del sexto mes cuando los introducimos al mundo de las comidas, existiendo una serie de ellas que debemos evitar al menos hasta que cumplan un año.baby-food

Miel: Puede contener una toxina peligrosa para los menores de un año

Frutas crudas; es importante que el niño coma algunas frutas, aunque estas deben estar cocidas y en forma de papilla sin endulzar.

Frutas cítricas: Por su contenido acido no son buenas en la dieta de los lactantes

Frambuesas, arándonos y fresas: También pueden provocar alergias.

Leche Entera de Vaca: Hasta que lleguen al primer año, los bebés deben consumir leche materna o en polvo elaborada especialmente para su edad.

Maní, nueces, derivados: Cualquier alimento que pueda contenerlos, aunque sea en poca cantidad nunca debe ser administrado a niños menores de dos años, ya que es uno de los alérgenos más peligrosos presentes en la comida.

Maíz: También puede causar reacciones alérgicas.

Chocolate: Ya sea derretido o como saborizante, puede provocar malas reacciones en los niños pequeños.

Mariscos y crustáceos: En cualquiera de sus formas, no deben ser parte de la alimentación infantil hasta los dos años de edad, ya que pueden provocar alergias fuertes.

Clara de huevo: Si vamos incluir huevo en la sopa de un lactante, sólo usemos la yema, ya que la clara puede provocar alergias o intolerancias.

Antes de incluir cualquier alimento en la dieta de nuestro bebé, éste debe ser aprobado previamente por el pediatra, de manera de asegurarse que el pequeño estará bien nutrido, sin peligros para su salud.

Imagen: Preparedness Pro

Sillones ergonómicos para bebés

Hoy en día cada vez encontramos accesorios más innovadores para nuestros bebés y, afortunadamente, muchos de ellos consiguen hacernos la vida más fácil.

Uno de ellos son los sillones ergonómicos. En estos asientos cómodos y blanditos, el bebé esta quieto, mejorando su interacción con el entorno y la comunicación con el resto de la familia. Además, estará seguro mientras el padre o la madre puede realizar otro tipo de tareas.

http://www.blogdelbebe.com 

De material suave y blando, su forma ergonómica y envolvente mantiene al bebé en posición erguida y segura, estimulando su atención y optimizando su desarrollo físico. Y sin necesidad de correas de seguridad. Los niños y niñas se sienten cómodos y tranquilos y más activos que tumbados, por ejemplo, en una hamaca cuando ya tienes cierta edad.

Para padres y madres, es el mejor complemento, muy estable, ligero, portátil y fácil de limpiar, ideal para dar de comer con comodidad y perfecto para su uso en interior y exterior, todos los días del año.

Aún así, siempre hay que tomar precauciones y no dejar al bebé sólo durante largos periodos de tiempo. Se recomienda no utilizar en superficies elevadas, en el coche, en el baño o en el agua. Estos asientos son más seguros en el suelo. 

Sólo se debe utilizar cuando el niño o la niña sea capaz de sujetar la cabeza por si solo. Están diseñados de forma que el peso del niño le mantiene en posición erguida.

Los beneficios de los lácteos probióticos en la salud infantil

Que los niños sufran problemas estomacales y tiendan a enfermar más que los adultos tienden a explicarse por la falta de exposición a bacterias o un pobre sistema inmune. Si bien no existe una vacuna milagrosa, existen ciertos elementos que se pueden añadir a su alimentación que les serán de gran ayuda.

probiotico2

Desde hace varios años están disponibles en el mercado las bebidas lácteas probióticas, alimentos que contienen una serie de elementos destinados a poblar la flora bacteriana del pequeño, enriqueciendo su sistema inmune y su facilidad para asimilar pequeñas contaminaciones que traen los alimentos.

Compuestos por lactóbacilos y bífidobacterias junto con un grupo de microorganismo presentes en el proceso de fermentación de la leche, no se puede considerarles un medicamento más, pero si un modo de dar un empuje al sistema de defensas de los chicos.

Recomendados por los pediatras e inmunólogos infantiles, son de venta libre en los supermercados, muchas veces en sabores agradables para los pequeños, quienes de seguro disfrutaran de esta nueva adición a su dieta.

Si el niño tiene algunas alergias alimentarías, se debe esperar la autorización del pediatra o nutriólogó antes de darles las bebidas probióticas, ya que no hacerlo supone un riesgo para la salud del chico, al no conocer que elementos podrían enfermarle o provocar una reacción adversa.

Canciones infantiles: Tengo una muñeca

Aquí os traemos una nueva canción infantil para cantar con vuestros hijos y, de paso, recordar buenos tiempos.  Se trata de la canción "tengo una muñeca" cuya letra decía así:

 

Tengo una muñeca
vestida de azul,
con su camisita
y su canesú.

La llevé a paseo,
se me constipó,
la tengo en la cama
con mucho dolor.
 
Esta mañanita
me dijo el doctor,
que la dé jarabe
con el tenedor.
 
Brinca la tablita
que ya la brinqué
bríncala tu ahora
que ya me cansé
 
Dos y dos son cuatro,
cuatro y dos son seis,
seis y dos son ocho,
y ocho dieciséis.
 
Esos son los besos
que te voy a dar
para que mejores
y puedas pasear.