Canciones Disney: Aladdín

Una de las canciones de la película (la primera) de Aladdín que más gusta a los niños es la que Aladdín y su mono Abú intentan escapar de los guardias por haber robado una barra de pan en uno de los puestos de comida.

La canción es bastante rítmica y muy rápida pero las imágenes, al tener muchos colores, hace que les llame la atención y se diviertan con ella.

La letra de la canción, aunque larga, es fácil de aprender para los niños, al menos ciertas partes, así que aquí os la dejamos (es divertido ver las caras de los niños si nosotros cantamos la canción porque se quedan extrañados que una persona mayor se sepa la letra de una canción de dibujos animados). Bueno, al fin y al cabo, somos padres y debemos saber qué ve y oye nuestro hijo, ¿no?

Yo soy, el rey, toreando a los guardias
y hoy no, me quedo sin pan
Tal vez, cuando llegue el ramadán
Ja, ¡y queda un rato!
El rey, a prueba de espada
Que horror, que bestias son
Yo soy, pobre pero un señor
¡Rata!¡Fresco!¡Toma, esto!
Solo unas migajas
¡Te la cargas si no bajas!
Pobre de Aladdin, ha llegado el fin
¡gracias por salvarme Abu!
¡¿Tu?! Que granuja y pillo es este chico
siempre haciendo el golfo en el bazar
¡Yo le daba bien en el hocico!
Yo no soy así, tengo que vivir
solo un bocadillo, no es mucho pedir
El Rey del buen camuflaje,
no hay quien me meta en prisión,
quizá, venga bien un callejón
el rey, y no un corderito
el As, que escapa al final
creo que, esto va a acabar muy mal
¡Alto!¡Pillo!¡Rata!¡Fresco!
Vamos a entendernos
Ven conmigo ojitos tiernos
Yo no soy así, tengo que vivir
¿no podéis dejarme ir?
¡NO!
El rey burlando emboscadas
¡Rata!
La ley me quiere atrapar
¡Fresco!
Da igual soy mucho mas listo
¡Toma!
Son mas, lo tengo previsto
¡Esto!
Ciao ciao, tengo una salida,
es la despedida, solo tengo que
¡SALTAAAAR!
 
Podéis ver un vídeo de youtube que contiene la parte de la película en este enlace
 
 
 

Manny y sus herramientas

Son pocos los niños que recuerdan decir por favor y gracias, por ello el enseñarles respeto y apreciación por la labor de los demás se hace tan importante. Eso lo podemos encontrar en la serie animada de Disney, “Manny y sus herramientas,” donde un simpático personaje dedicado a las reparaciones, nos enseña que la amabilidad está a la orden del día.

manny

En cada capítulo, el protagonista acude a ayudar a sus vecinos con alguna reparación. Eso si, él nunca va sólo, sino que acompañado de su caja de herramienta, cada una de las cuales tiene personalidad propia y representa algún valor importante, teniendo diferentes roles dentro de cada aventura.

Serrucho, llaves, martillo, cinta de medir, destornillador, y hasta una linterna, componen el equipo con el que Manny recorre su vecindario, donde todos trabajan en torno a buscar la armonía común, demostrando que las buenas acciones tienen una recompensa.

Otro punto interesante de la serie dirigida a preescolares, es que enseña a los chicos palabras básicas del inglés. Muchas de las frases utilizadas están narradas primero en lengua inglesa y después en español, lo que hace fácil que los pequeños comprendan su significado para luego utilizarlas en el resto del capítulo.

Un programa recomendable para niños entre 3 y 7 años, que además de ser divertido les deja importantes enseñanzas.

En España y Latinoamérica lo transmite la señal Playhouse Disney.

Lectura desde bebés

¿Puede un bebé disfrutar de la “lectura”? Evidentemente no sabe leer, pero le gusta que le lean mientras tiene entre las manos un juguete muy especial, el libro. No le vamos a enseñar a leer. Pero le vamos a transmitir algo fundamental para toda su vida: el placer de la lectura.

Desde su nacimiento, el niño está en continua comunicación con su madre y los adultos que lo rodean. Reacciona a sus deseos, los escucha y, de alguna manera, comprende. De 1 a 3 años, la lectura para el niño es un juego compartido con el adulto, una forma de comunicarse con él. Y en este juego, ocurren cosas absolutamente inesperadas y positivas.

El libro, en esta etapa infantil, es también un juguete, pero con unas características originales: tiene imágenes grandes, colores y pequeños signos negros, y páginas que hay que ir pasando como parte de un juego de sorpresas. Los “lectores” no entienden los pequeños signos negros aunque sí intuyen que encierran tesoros que sólo papá o mamá pueden descubrir.

Si hacemos la prueba, comprobaremos que al pequeño le llama la atención el objeto y se fija en las páginas. Y es que el bebé es curioso, y esas páginas tienen figuras y colores que él distingue muy bien y le ayudan a explorar el pequeño mundo desconocido que lo rodea. Al mismo tiempo, papá o mamá le ponen voz a los dibujos, y la lectura cobra una dimensión única. Se crea así una encantadora relación con nuestro bebé en la que iremos atrayendo su atención, despertando su interés, estimulando sus capacidades, descubriendo “mundos” juntos, maravillándole.

La siesta, un placer muy recomendable

En abril de 2006, en la ciudad portuguesa de Estremoz se celebró la primera “Conferencia sobre la siesta” de la historia de la que tengamos referencia. Entre las conclusiones de la reunión, destacamos tres:

En las personas adultas es suficiente con dormir de 20 a 30 minutos de siesta al día (más de una hora resulta perjudicial).

Se ha comprobado que la siesta mejora el rendimiento laboral y mental, mejora el talante y favorece la interacción social.

www.universalbaby.es

Organizaciones de “Amigos de la Siesta” de varios países –con miembros tan relevantes como el ex presidente portugués Mario Soares– expresan “gran preocupación” por la tendencia actual a prescindir de tan recomendable tradición.

De momento, la amenaza no parece tan inminente: el 24% de los españoles y españolas(¡un 30% de hombres y apenas un 18% de las mujeres) asegura dormir la siesta de forma regular, según datos de un estudio realizado por Pikolín.

Sorprendentemente, cada vez más empresas, en especial, grandes multinacionales, comprenden el beneficio en el rendimiento que supone el breve “descanso de la hora sexta” (expresión latina de donde proviene la palabra “siesta”) y hasta fomentan ese pequeño relax entre sus empleados.

Para los y las más pequeñas, la siesta es altamente recomendable, por no decir necesaria. Por eso, es importante fomentar su hábito.

Manías y obesiones

Las manías son costumbres que se repiten a menudo y que ayudan a niños y niñas a controlar algunos acontecimientos externos. A medida que crecen, algunas suelen seguir y reforzarse y otras desaparecen.

Las obsesiones son ideas o pensamientos repetitivos, inquietantes y no deseados que surgen reiteradamente en la mente del niño y la niña, causándole temor y ansiedad.

Se considera que los niños y niñas tienen un trastorno cuando estas manías y obsesiones son tan frecuentes que les impiden el funcionamiento diario normal. Esto les causa una ansiedad desmedida que manifestarán con llantos, gritos, conductas agresivas…

Un diagnóstico precoz de la enfermedad, así como la aplicación de un tratamiento especial desde el principio aumenta la calidad de vida de los y las menores. Para ellos, es muy importante la implicación y el apoyo de padres y madres.

Para calmar la ansiedad provocada por el pensamiento obsesivo, se realiza la compulsión, que es un comportamiento ritualizado que se lleva a cabo durante más tiempo de lo normal, de forma repetitiva y sin interrupción.

El tratamiento más efectivo y recomendable combina una terapia psicológica con medicamentos. Dentro de las psicológicas podemos encontrar las técnicas cognitivas, que les ayudan a identificar y comprender sus miedos; y las conductales, que ayudan a las familias a hacer contratos o a poner pautas para limitar o cambiar comportamientos.

115_01

Qué se espera de un niño a los dos años

Ya nada queda del bebé de hace algunos meses. A los dos años un niño ya dejó atrás el fuerte 2yearsnivel de dependencia del los primeros veinte meses de su vida, y sus actitudes, habilidades y  logros van más allá de lo básico, orientándose a su desarrollo como individuo rodeado no sólo por adultos, sino que también por sus pares.

Tal como en las entregas anteriores, vamos a describir los logros que se esperan de un chico durante su segundo año de vida, y que pueden irse dando poco a poco, ya que el desarrollo que cada niño es diferentes.

  • A los dos años el niño es capaz de comenzar su proceso de control de esfínteres, el que será gradual. Dependiendo del niño, puede dejar los pañales de una sola vez, o aún necesitarlos de noche
  • El biberón quedó completamente afuera, y bebe de un vaso utilizando una pajilla o boquilla
  • Es capaz de alimentarse por si sólo con una cuchara
  • Su vocabulario se extendió notablemente. No sólo conoce más palabras, sino que puede componer frases
  • Construye torres de tres o más bloques
  • Puede subir escaleras con ayuda
  • Crea situaciones de fantasía dentro de sus juegos interpretando roles
  • El niño de dos años es un explorador, y sus habilidades motrices le permiten desarmar objetos, abrir puertas, cajones, etc.
  • Se siente más confiado, y por ello se lanza a explorar sus alrededores, sin necesitar la compañía de un adulto (aunque la mayoría de las veces la requiere, por su propia seguridad.)
  • Conoce su nombre y las cosas que le pertenecen, pudiendo expresarlo a través de palabras como Yo, Mío, Tuyo, etc.
  • Puede detectar tristeza o felicidad en los demás, y se acerca a compartir con los otros o consolarlos
  • Conoce las partes básicas de su cuerpo y puede señalarlas
  • Es capaz de seguir órdenes especificas, yendo más allá de lo estrictamente básico

Imagen: Joyland Pre School