Juegos Infantiles de 0 a 12 meses (II)

A partir de los 6 meses

- Muecas, gestos le hagan gracia y le produzcan risa.

- Canciones tradicionales o inventadas. 

- Cu-cu tras, tras. 

- Juegos con las manos: palmas palmitas. 

- Los juegos de balanceo: "Aserrín, aserrán" y "Las campanas de Montalbán".

- Las voces de los peluches y/o imágenes que ve. 

- Permitirle piezas que encajen, que entren unas en otras, también las cajas sonoras. 

- Darle envases, bolsas y esconderle objetos: ¿Dónde está? O esconderlos a su vista: ¿Qué ha pasado? 

- Estimular los juegos de guardar, esconder, buscar, lanzar, apretar. 

- Enseñarle cuentos con imágenes coloristas de animales u objetos cotidianos. Señalarle y nombrar lo señalado, pasar las páginas y dejarle hacerlo al pequeño.

A partir de los 8 meses

-    Juegos de imitación  

-    Decir adiós, hola,… palabras simples. 

-    Jugar a los cinco lobitos. 

-    Juegos de levantar, empujar, derribar. 

-    Repetir sus sonidos: "tatata", "aaaaa". 

-    Juegos con palabra: por ejemplo la canción de Susanita tenía un ratón. 

-    Juegos de lanzar y devolver una pelota. 

A partir de los 10 meses

-    Correr tras él para que ejercite sus piernas. 

-    Colocar objetos en diferentes lugares para que aprenda a solucionar si tiene un problema.

-    Juegos con el agua. 

-    Juegos con la arena.  

-    Juegos de localizar partes de su cuerpo y comprobar las que van de dos en dos. 

-    Leer cuentos.

Todo esto servirá al niño o niña para estimular, tanto su desarrollo lógico, como su desarrollo personal ya que estará relacionándose con las personas.

Mi hijo se orina en la cama

 

Una de vez que los niños logran controlar el orinar durante el día continúa teniendo episodios nocturnos, lo que se considera bastante normal por cierto periodo de tiempo. Pero cuando el chico llega a cierta edad y sigue mojando la cama durante las noches estamos ante un trastorno conocido como enuresis nocturna.

Entre los dos y los cuatro años es el lapso de tiempo normal en la que los chicos dejan los pañales y comienzan a utilizar el baño u orinal. Pasada esa edad los pequeños pueden seguir teniendo episodios nocturnos, lo que no es extraño ya que suelen tener un sueño pesado. Si a los 6 años el niño aún no es capaz de dejar de orinarse durante la noche estamos ante un caso de enuresis nocturna.

Las causas pueden ser tanto físicas como sicológicas. Una vejiga de tamaño inferior a la normal, alteraciones hormonales, cambios radicales en la vida del niño, factores de estrés, etc. Todo ello puede contribuir al desarrollo del problema.

Se debe distinguir entre dos tipos de presentaciones; aquella en que el chico nunca fue capaz de controlar las emisiones de orina nocturnas y cuando el pequeño si las controló y luego de cierto periodo volvió a orinarse en la cama.

Es muy importante el no avergonzar al niño por mojar la cama ni hacerle sentir como un bebé. Ponerle pañales no es una solución ya que sólo conseguiremos degradarle. El comentar el tema ante extraños puede disminuir la autoestima del niño.

La solución no está en impedir que el chico deje de consumir líquidos después de cierta ahora, aún cuando tenga sed y lo solicite, tampoco debemos fijarle horarios determinados para ir al baño ni hacerle sentir raro o anormal. Si el pequeño comprende que mojó la cama y se deben cambiar las sábanas y su pijama va a entender la importancia de controlar el problema. También es bueno un chequeo con un especialista para descartar causas orgánicas, aunque éstas son las menos frecuentes. La solución está en llegar al fondo del problema.

Niños coquetos

Muchos niños son coquetos desde pequeños, siempre quieren vestirse de la forma en que ellos quieren y cuando sus madres se niegan a hacerlo la mayoría de los niños se suelen enfadar porque no han salido ganando y se han tenido que poner aquello que su madre ha elegido para ellos.

Pero es que los niños a veces no entienden si hace frío o calor. Por ejemplo, puede darse el caso de que un niño sepa elegir bien su ropa pero si quiere ponerse una ropa de verano en invierno pues no es, primero, recomendable, porque nuestro hijo cogerá un resfriado, y, segundo, porque tienen que aprender qué ropa pueden ponerse dependiendo del día, no lo primero que sepan que le va a sentar bien o que van a estar guapos con ella.
 
Los niños a veces se dejan guiar por los colores o por aquel jersey o falda (o pantalones) que les gustan más por varios motivos, pero no se dan cuenta de otras cosas y, claro, cuando dejamos de hacerles caso, se enfadan con nosotros porque no se han salido con la suya. En esas ocasiones lo que hay que hacer es intentar que entre en razón, son niños si, a veces algo caprichosos, pero no dejan de ser personas racionales que entienden perfectamente lo que se les dice (aunque pensemos que no) y por ello tenemos que razonarles el motivo por el que no se les puede permitir salir de casa con tal o cual ropa.
 
Eso sí, tener un hijo coqueto implica tener muchos problemas porque siempre querrá ir a la moda.

Amamantar a tu hijo

 

     La subida de leche normalmente aparece a los pocos días de parir. A partir de eses momento te notarás tus pechos muy llenos, como a punto de explotar. Si el bebe no te los vacía del todo al comer, puedes extraerte la leche de tus pechos. Yo he usado el sacaleches de Avent con mis dos hijos y estoy muy contenta. La leche que te saques la puedes congelar, dura alrededor de tres meses. Y así, cuando tengas que incorporarte a tu trabajo, o bien quieras hacerles las papillas de cereales con tu leche, siempre tendrás. Para congelarla tendrás que utilizar recipientes esterilizados, la misma marca del sacaleches, tiene estos recipientes que son de 180 ml.

     Para que tengas bastante cantidad de leche, y tu bebé tenga menos cólicos de lactante, te recomiendo que tomes infusiones de hinojo varias veces al día. Para la mama también le irá bien ya que es muy digestiva, y no perjudica nada.

     Cuando tengas bultos duros en los pechos, aplícate calor, así la leche saldrá mucho mejor y no dejarás que se obstruyan los conductos. Otra solución es darle de mamar con más frecuencia del pecho que tengas siempre más afectado.

     Otro problema que puede aparecer al dar de mamar, son las temibles grietas en los pezones, son bastante dolorosas, e incluso pueden sangrar. Cuando tu bebé se coge al pezón, es como si te estuvieran clavando agujas en el pecho. Para estos casos, las pezoneras resultan muy útiles, son similares a las tetinas de los biberones que se adaptan al pezón y así el niño succiona sin dañarlos más, ya que no tiene el contacto directo con su boca.

Señales de alerta durante el embarazo

Aunque no nos guste decirlo, los embarazos, a veces, no van tan bien como nosotros queremos y ocurre que hay problemas que nos hacen tener que acudir a urgencias o, incluso peor aún, perder a nuestro bebé.

Si durante el embarazo se observa o se nota alguno de los síntomas de los que vamos a citar, lo mejor es comunicárselo inmediatamente a tu médico ya que él puede hacer las pruebas oportunas que asegurarán la viabilidad o no del embarazo.

 

Entre los síntomas que pueden provocar problemas están:

- Pérdida de sangre. Por muy pequeña que sea, una pérdida de sangre no es algo bueno, sino que debe ser el experto el que nos diga si está ocurriendo algo malo en el interior de nuestro vientren.

- Dolor abdominal intenso y contínuo.

- Nauseas y vómitos intensos. Entre éstos no se encuentran las nauseas matutinas sino las que se producen durante todo el día.

- Fiebre de más de 38 grados.

- Disminución repentina de la orina. Puede ser que estemos reteniendo líquidos, algo malo para el organismo (el nuestro y el del bebé).

- Dolor y escozor al orinar. Puede ser que tengamos infección.

- Hinchazón repentina de pies, manos y cara.

- Mareos intensos o trastornos de la visión como aparición de manchas, destellos de luz,..

- Dolor de cabeza constante.

- Pérdida de líquido por vagina.

- Cambio brusco del tamaño del útero.

- Ausencia de movimiento fetal a partir del 5º mes.

- Contracciones fuertes e intensas.

Todos estos síntomas no tienen por qué significar que hay algo grave en el bebé, o en tí misma, pero si son signos con los que hay que cerciorarse porque no son normales y para eso están nuestros médicos, para ayudarnos en todo lo que puedan.

Consejos para un Halloween seguro

dibujos-halloween

 

Aunque no es una costumbre nuestra, en muchos países hispanoamericanos, se está haciendo cada vez más popular el celebrar la fiesta de Halloween la noche del 31 de Octubre. Según dicta la tradición norteamericana, los chicos salen disfrazados a pedir dulces de casa en casa bajo la consigna “Dulce o travesura.”

Si queremos que nuestros niños disfruten de la fiesta sin el peligro de tocar la puerta en casas extrañas, acá algunas ideas que pueden ayudar a que los padres se sientan seguros y que los pequeños disfruten de una velada diferente.

Lo mejor es organizarse con un grupo de vecinos conocidos en el barrio, para que los niños pasen por sus casas pidiendo caramelos, sin el miedo de tener que enfrentarse a extraños. Cada grupo de chicos será acompañado por varios adultos, los que tendrán una hoja de ruta conociendo de antemano en que casas tocar la puerta.

También puede ser muy divertido jugar junto con los pequeños a elaborar sus disfraces y decoraciones para la fecha, que si bien no atrae a loa adultos, se ha hecho popular gracias a la televisión e Internet. Hagamos de Halloween una noche segura y divertida.