Kumon, el método para aprender matemáticas

Muchos niños y niñas detestan las matemáticas, y puede que tu hijo o hija sea uno de ellos. Ni le gustan ni le interesan, puede que tenga dificultades con esta asignatura en los próximos años. Para paliar este problema podemos probar con el método Kumon, un sistema que garantiza el aprendizaje de las matemáticas. Para conseguirlo desarrolla la capacidad de concentración y la confianza en el propio trabajo entre otros aspectos.

El objetivo del método Kumon es desarrollar al máximo el potencial aprendizaje de cada alumno, estimulando y desarrollando capacidades como la concentración, hábitos de estudio diario, gran capacidad matemática, rapidez y agilidad en el cálculo mental, autocorrección, deseo de aprender por uno mismo o misma, confianza en los propios conocimientos y razonamiento lógico.

matematicas

En Kumon, el alumno o alumna puede empezar cuando sólo tiene dos años o en cualquier momento durante la infancia o la edad adulta, dado que es un método totalmente individualizado en el cual cada persona avanza en función de sus capacidades y de su rendimiento.

El Programa Kumon está estructurado en una secuencia de hojas de ejercicios diseñadas para capacitar a los alumnos a progresar de forma natural y a que adquieran los conocimientos que les permitan avanzar sin lagunas. Los ejercicios van desde el trazado de líneas para los preescolares hasta las matemáticas universitarias.

Para más información, http://www.kumon.es                                                                        www.centroescolaralbatros.edu.mx

Fiesta de Navidad en el cole

Las funciones escolares, de Navidad o fin de curso, representan unos momentos muy especiales en la escuela. Son resultado del esfuerzo de niños, profesores y padres, y sus preparativos no solo motivan a los alumnos, sino que son, además, una forma de aumentar el contacto de las familias con la escuela.

La fiesta escolar es una ocasión única para que todos lo pasemos bien. Los niños están orgullosos de demostrarnos lo que saben hacer, los padres nos quedamos embelesados, y todos juntos disfrutamos del momento.                                         http://tupuebloeninternet.telecentros.es

Sin embargo, no siempre es así. Los niños más pequeños no comprenden el motivo de las fiestas y muchas veces no quieren disfrazarse y/o no les gusta estar en presencia de tantas personas desconocidas. Sacarles de su rutina los puede desconcertar. A medida que van creciendo, van disfrutando más, pero no todos tienen la misma “facilidad escénica” y alguno de ellos puede sentirse incómodo con su personaje. Por eso, hay que valorar minuciosamente cómo va a ser la participación de cada uno, de modo que todos disfruten realmente de la fiesta.

A los padres, normalmente demasiado ocupados, nos puede agobiar el simple hecho de tener que hacerles un disfraz, pero esta petición por parte de la escuela no es una simple demanda de “mano de obra”. Evidentemente, cuando padre y madre trabajamos fuera de casa, cualquier implicación extra nos puede desbordar, pero para nuestros hijos es muy importante sabernos partícipes de sus proyectos. Los niños llegan al colegio entusiasmados, contando los pormenores del progreso de sus disfraces: “mi abuelo me está haciendo la varita mágica”, “ya tengo preparadas las botas”… Hay padres/madres más mañosos que otros, pero lo que a los niños les importa realmente es sentirse disfrazados y percibir nuestro interés.

Niños asmáticos y albercas cerradas

La natación es uno de los deportes más completos, ya que no sólo permite ejercitar las diferentes partes del cuerpo, sino que también hacerlo dentro de un ambiente de bajo impacto, algo ideal para niños con problemas motores o lesiones.

Ahora que se fue el verano, tus hijos pueden seguirKids-at-pool practicándola en albercas cerradas, aunque si padecen de asma debes extremar los cuidados, porque el cloro presente en ellas puede agravar  sus problemas, ya que su concentración en el aire aumenta notablemente en éste tipo de recintos.

Un estudio norteamericano reveló que los niños y adolescentes asmáticos que utilizan albercas cerradas aumentan en ocho veces sus posibilidades de sufrir ataques o empeorar su condición, a lo que se añade la posibilidad de desarrollar nuevas alergias.

Al estar en un lugar cerrado, los químicos utilizados para conservar y desinfectar el agua despiden vapores que al ser inhalados irritan las vías respiratorias y pulmones, generando complicaciones en quienes presentan enfermedades en dicha zona del organismo.

Ello no significa que debemos alejarlos de dicho tipo de deportes, sino que preferir albercas que utilicen sistemas alternativos como la desinfección a través de ozono, método considerado limpio, seguro y además libre de sustancias irritantes.

Imagen: Marriott World Center

Si se destapa…

La mayoría de los niños, por las noches, tienden a moverse mucho y, por ello, a destaparse, y es una de las cosas de las que las madres estamos más pendientes porque nos preocupa que nuestros hijos pasen frío y eso derive en enfermedad.

Algunas veces pensamos que ajustando las sábanas sobre el niño, bien remetiéndolas bajo el colchón o mediante pinzas, o incluso echándole una manta gruesa, estará mejor pero hay que advertir dos cosas: la primera que el exceso de ropa (mantas, sábanas,…) es una de las causas relacionadas con el riesgo de muerte súbita, algo que nos preocupa a todas; y la segunda porque al "encerrarlo" en la cama limitamos sus movimientos y hacemos que su descanso no sea tranquilo e incluso comience a llorar porque no puede moverse y no está a gusto.

Para intentar que el niño no coja frío, lo mejor en esos casos es abrigar al niño con un pijama que sea gordito, preferiblemente de una sola pieza, que le cubra todo el cuerpo (los pies incluídos). Si es posible, y dependiendo de nuestro hijo, si se le quedan los pies fríos, podemos ponerle también unos calcetines para intentar mantenerlos calentitos. Y si son las manos podemos usar guantes o incluso calcetines también algo más grandes de los que suelen usar para sus pies.

Otra cosa que podemos hacer es mantener su habitación a una temperatura adecuada y si es necesario dejar la calefacción de noche aunque de esa forma hay que prestar atención a que no se reseque el ambiente (utilizando un humidificador si ocurre el caso).

Así conseguiremos prever que el niño coja frío y, aunque nosotras sigamos velando por sus sueños, estaremos más tranquilas por su salud.

Lograr mejores resultados

La calidad educativa no es nada nuevo. Desde hace mucho tiempo se ha querido enseñar de la mejor manera posible a los niños y jóvenes.
 
 La preocupación política por dar respuesta a estas cuestiones vienen desde la antigüedad. Las distintas generaciones han puesto énfasis en diferentes aspectos tendientes a lograr los mejores resultados escolares.
abc-11874-small1.jpg
 
 Se puede resumir que hay coincidencia en aspectos que parecen ser claves para una calidad educativa donde haya altos niveles de rendimiento., a saber: Un director que comparte el poder con los profesores, consulta para la toma de decisiones, un compromiso de todo el equipo directivo, implicación de los maestros en el currículo y juegan un mayor rol en el desarrollo de las directrices de su propio currículo, consistencia en el profesorado, libertad dentro de la estructura, profesores con retos intelectuales, máxima comunicación entre profesores y alumnos. Recogida de datos, y un clima positivo.
 
La capacitación continua de los docentes es un buen indicio para pensar en la calidad educativa de determinada institución. Un educador que se actualiza permanentemente buscando junto a su presencia cotidiana , nuevas herramientas para el logro de los objetivos propuestos, tiene más posibilidades de tener  mejores resultados en las habilidades y competencias de sus alumnos.
 
 

Ejercicios para el suelo pélvico

Tras el parto, los músculos de la zona perineal suelen estar “cedidos” y hay mujeres a las que incluso se les escapa la orina. Con el tiempo, si estos músculos del suelo pélvico no se trabajan los problemas van a más. Como el resto de los músculos del cuerpo, con la edad se van volviendo más flácidos y es por esto que muchas mujeres maduras tienen problemas de retención de orina.

En algunas culturas orientales las chicas ejercitan este músculo para poder estimular el pene durante la penetración. Los ejercicios de Kegel que consisten en abrir y cerrar los músculos del suelo pélvico son perfectos para esto. Pero además, si se practican antes del parto, durante unos tres meses, ayudan a que éste sea más sencillo y a evitar la episiotomía.

Al principio resulta difícil saber si lo estamos haciendo bien, pero es tan sencillo como intentar cortar el chorro de orina. Con el tiempo llegamos a controlar esta zona como cualquier otra de nuestro cuerpo. Aunque en las farmacias venden productos específicos para trabaja estos músculos, la matrona nos aconsejó comprar la clásicas bolas chinas que hay en cualquier sex shop y usarlas en casa. Al caminar con las bolas dentro, los músculos que las rodean se estimulan y van trabajando solos sin que nos suponga ningún esfuerzo.

Cuando esta zona está en forma, además de no tener problemas de retención de orina, podemos hacer disfrutar mucho a nuestra pareja “agarrando” el pene durante la penetración, algo que ellos dicen que les excita mucho.