La importancia del consumo de calcio durante el embarazo

El consumo de calcio en el embarazo es vital para la salud de la madre y el bebé por nacer, ya que aporta nutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo de estructuras como los dientes y los huesos. Pero no todos los beneficios van por el lado nutricional.

Un estudio reciente realizado en los Estados Unidos, comprobó que el consumo materno de calcio contribuía a disminuir la concentración de plomo en la sangre de las embarazadas, tóxico que se transmite directamente al feto provocando importantes problemas de desarrollo.

El plomo llega a la madre sin que ésta se de cuenta; ya sea por vivir en edificaciones viejas, por la pintura de algunas cerámicas en las que consumimos alimentos y otros medios. Un niño cuya madre tuvo una importante concentración sanguínea de plomo durante el embarazo, puede presentar problemas motores, sensoriales e intelectuales. También presentan un bajo peso al nacer y un nivel de crecimiento menor durante su infancia.

Los alimentos que contienen calcio, sobretodo la leche y sus derivados, deben ser parte fundamental de la dieta de la embarazada. También se debe consultar al médico por suplementos del mineral dentro de las vitaminas pre natales. Siempre es mejor prevenir que lamentar.

Autoayuda

Los grupos de autoayuda para mamás y papás con hijos que tienen problemas en sus aprendizajes es un recurso valiosísimo en la dinámica terapéutica,  pero pueden tornarse lamentablemente peligrosos si no son acompañados en la coordinación, por un profesional de la salud y la educación especial, con suficiente experiencia y preparación académica.
Un grupo de papás  y mamás que se reúnen para buscar juntos soluciones entre ellos que viven situaciones  con muchos puntos en común más allá de las particularidades de sus hijos, es algo maravilloso.
El riesgo es que si no están contenidos  por un profesional, este espacio de encuentro se convierta en una sumatoria de angustias y temores que acrecentaría el sentimiento de enfermedad que puede repercutir negativamente en la vivencia de cada niño  en su hogar.

Características al ponerse de parto

Cuando estamos embarazadas y en la recta final, una de las cosas que más nos aterra es no saber cuándo nos vamos a poner de parto y si nos vamos a dar cuenta o no (a la vez que tiempo) para poder llegar a un hospital donde nos atiendan lo mejor posible.

Si a eso le unimos la ansiedad que sufrimos cuando somos madres primerizas, la angustia nos puede jugar una mala pasada así que desde Demamás queremos daros una serie de indicadores que os pueden servir a la hora de saber si estáis o no de parto.
 
Esos indicadores sería:
 
-Contracciones intensas, algo más dolorosas y que siguen en un ritmo regular, aumentando progresivamente en duración y disminuyendo en tiempo (es decir, si antes lo hacían cada 10 minutos y ahora cada 8 minutos). Lo más seguro es que empieces a notarlas como un malestar general que llega al climax y después va desapareciendo lentamente y suelen ir acompañadas de un dolor en la barriga y en la espalda. Eso sí, si las contracciones se alivian porque nos sentamos o bien por cambiar de postura entonces no será aún el momento del parto.
 
-Cuando rompas el tapón mucoso que retiene de infecciones y bacterias para mantener protegido al bebé. Pero tranquila que aunque lo hagas eso no quiere decir que ya vayas a dar a luz que puede ser que estés horas de parto aún cuando el tapón haya salido antes.
 
- Cuando rompas aguas. Ahí si que deberías acudir a un hospital ya que el parto está próximo y deberían asistirte los médicos.

Los dibujos en la infancia

Cuando tenemos niños pequeños en casa, en ocasiones es difícil mantenerlos entretenidos por un largo espacio de tiempo. Desde un tiempo atrás se usan muchos juguetes electrónicos,  como videojuegos, pero llega un punto en que pueden cansar la vista y como padres nos preguntamos si es bueno que pasen tanto tiempo mirando a una pantalla de ordenador o de la televisión.

 

También hay que pensar en que desarrollen habilidades más creativas que pasen tiempo libre dibujando o pintando puede ser una alternativa muy entretenida y artística para los pequeños. Regálale unas acuarelas, rotuladores, lápices de madera  y proponle que dibuje lo que más le gusta, o bájale de Internet algunos dibujos para pintar, de Disney o de cualquier afición que tenga. Puedes probar a ponerle música relajante, o música para niños. De este modo puede pasar un rato muy entretenido, utilizando colores y desarrollando la imaginación.

La primavera la sangre altera

El buen tiempo está a punto de llegar y pasear con el bebé al aire libre le permite disfrutar de todos los beneficios del sol, que tonifica la piel y fortalece los huesos, gracias a la producción de vitamina D.

Además, la naturaleza que florece, los jardines que se llenan de otros niños y niñas y los días que se alargan, ayudan a los pequeños y pequeñas a coger confianza con el mundo exterior, a mejorar la seguridad en sí mismos y a relacionarse con otras personas.

El único problema a tener en cuenta son los cambios de temperatura. En cuanto el sol desaparece, todavía refresca bastante. Según la biometeorología (que estudia los efectos de los agentes atmosféricos en el organismo), niños y niñas son particularmente sensibles a los cambios de temperatura, porque su sistema nervioso tiene menor capacidad de adaptación.

bebe-actividad 
En estas fechas las temperaturas empiezan a ascender y dudamos si seguir abrigándoles, porque aún no acaba de hacer buen tiempo, o bien en si ponerles ya una ropita algo más ligera. La solución aconsejada por los y las expertas es la "técnica de la cebolla", que consiste en vestirles a capas, para poder ir destapándoles en las horas más cálidas. El riesgo de abrigarle demasiado o demasiado poco es el de que suden inútilmente o, en el peor de los casos, que se constipen.

www.webdelbebe.com

La importancia del hierro en la dieta infantil

El hierro es un elemento esencial en la alimentación de todo niño mayor de seis meses. Una vez que la nutrición deja de ser exclusivamente a base de leche materna o formulas especiales, los pequeños deben llenar sus necesidades de nutrientes a través de alimentos sólidos o molidos.

garbanzos

El consumo de hierro durante la lactancia está asegurado por los componentes de la leche materna, pero una vez que se pasa a otro tipo de comidas, es importante preocuparse de incluir en la dieta del niño alimentos ricos en hierro.

Éste elemento se encuentra principalmente en las carnes rojas, pescados como el atún y el salmón, cereales, huevos, legumbres, tofu y algunos tipos de verdura de hojas oscuras. En el caso de los niños y adolescentes vegetarianos, se debe consultar con un nutriólogo acerca de la forma de asegurar los niveles del hierro en el niño.

La falta de hierro produce anemia, lo que se traduce en fatiga, debilidad física, comportamiento irritable, problemas de concentración en la escuela, etc. Existen suplementos que pueden ayudar a resolver las carencias, pero estos deben ser recetados directamente por el médico.

Lo mejor es ofrecer a los chicos preparaciones donde se combinen una gran cantidad de nutrientes provenientes de diferentes alimentos. Guisos con carnes y diferentes verduras, ensaladas mixtas, cereales enriquecidos y bajos en azúcar, legumbres combinadas con verduras y carne, etc.