Los niños también pueden aprender primeros auxilios

El saber como aplicar los primeros auxilios a una persona enferma o herida, puede ser clave para su recuperación. Normalmente, somos los adultos quienes nos ocupamos de instruirnos sobre los auxilios básicos, pero los niños también pueden beneficiarse de la experiencia.

firstaid La edad no importa, aunque la clase de enseñanza varía según la madurez de los niños. Los más pequeños pueden aprender la importancia de cuidar cortes, raspaduras y reconocer algunas situaciones en las que deben acudir inmediatamente a un adulto.

Los chicos mayores son capaces de entender más conceptos y también de realizar diferentes maniobras, ya sea para curar cortes pequeños, entablillar miembros lesionados e incluso realizar maniobras que permitan expulsar cuerpos extraños de las vías aéreas, como también de resucitación en caso de ahogamientos u otras situaciones en las que actuar rápidamente salva vidas.

Otro punto esencial, es que los niños sepan como llamar a los números de emergencia, explicando a las operadoras su nombre, ubicación, enseñándoles a actuar calmados y seguir las indicaciones que se dan telefónicamente mientras se espera la llegada de la ambulancia.

La Cruz Roja y varios hospitales ofrecen cursos especialmente diseñados para los pequeños, quienes no sólo aprenderán algo básico, sino que se transformaran en actores importantes al servicio de la comunidad.

Imagen: Salud Ocupacional

Cuentos interactivos para niños en la Internet

El placer de leer y dejarse llevar por las aventuras que traen los cuentos infantiles, no sólo debe limitarse al papel, sino que existen instancias donde se puede aprovechar la magia de lo escrito con las oportunidades que nos ofrece la tecnología.

Cuentos Interactivos es un sitio en español pensado especialmente para los pequeños lectores, quienes encontrarán allí historias en donde los personajes no sólo son parte del cuento, sino que también interactúan con los pequeños haciéndoles parte de todo lo que sucede.

cuentos

En éste sitio el cuento no transcurre por si sólo, sino que necesita de la ayuda de los chicos para ir desarrollándose. Así tendrán que realizar actividades a través de sus sentidos, siempre acompañados por tiernos y divertidos amigos que les irán guiando a través de toda la historia.

Pensado para chicos entre los 3 y 8 años, permite que estimulen diferentes áreas del aprendizaje, ya que aquí no todo entra por los ojos, sino que por los oídos, funciones motoras y también la astucia e imaginación que les permiten participar de cada uno de los cuentos que la web ofrece.

Cuentos Interactivos es gratuito y no requiere de ningún registro, sólo las ganas de sentarte junto a tu hijo en la computadora para que ambos descubran un mundo donde la lectura se vuelve interactiva y los chicos son protagonistas.

Teléfonos móviles y menores

Los menores, al igual que muchos adultos, confirman abiertamente su dependencia a los móviles. La novedad es que la ansiedad que sufren por no poder utilizarlos ya no es ajena a sus progenitores, aunque no siempre sepan cómo afrontarla. Su dependencia llega a ser tal que un 7% gasta más de 40 euros mensuales en móvil, aunque para ello deba engañar o mentir a sus padres (11%) o sustraer dinero, normalmente en casa, para poder recargar el saldo.

Así lo indica el último estudio elaborado por la organización Protégeles para el Defensor del Menor de Madrid titulado "Seguridad infantil y costumbres de los menores en el empleo de la telefonía móvil".

www.actualidad.orange.es

En este nuevo hábito educadores y psicólogos revelan que el papel de padres y madres resulta determinante, no sólo por convertir el teléfono móvil en el regalo estrella de la Navidad, comuniones y cumpleaños, sino por haber "animado" a sus hijos a llevar consigo estos aparatos para tenerles siempre localizados. El interés por saber dónde están y con quién (aunque siempre queda la opción de no decir la verdad) ha puesto en manos de los menores unos artilugios que, si bien les pueden ayudar en momentos de necesidad, también les causan problemas de concentración en los colegios y de ansiedad.

Los beneficios de la dieta cetogénica en niños epilépticos

La epilepsia es una enfermedad más común de lo que se cree y en la que el cerebro, producto de una actividad eléctrica anormal, hace un cortocircuito, provocando convulsiones, desmayos e incluso, en el peor de los casos, daños neurológicos.

cerebroepilepsia 2 La mayoría de los niños que padecen éste mal, pueden controlarlo a través de medicamentos, pero existen casos en donde los remedios no bastan para detener las convulsiones, bajando significativamente la calidad de vida del niño y sus familias. Es allí donde entra la dieta cetogénica.

Creada por médicos finlandeses, se trata de un estricto sistema alimentario en donde se beneficia el consumo de grasas, dejando al mínimo la ingesta de hidratos de carbonos y carnes, limitando incluso el consumo de agua.

Muy polémica en sus comienzos, logró validarse al tener éxito en las llamadas “epilepsias rebeldes,” es decir aquellas en las que la medicación casi no hacía efecto, condenando al niño estar en cuidado constante para no dañarse durante sus crisis, impidiéndoles realizar las actividades propias de su edad.

Para comenzar con la dieta cetogénica, es importante que el neurólogo sepa aplicarla y que los padres sean instruidos por un nutricionista experto, ya que allí cada gramo que contengas las comidas importan, ya que es el equilibrio logrado el que finalmente hace su trabajo.

Los niños tratados con ésta dieta, han logrado bajar su consumo de medicamentos, disminuyendo o incluso terminando con las crisis convulsivas tan propias de la enfermedad, la que muchos suelen superar en la edad adulta, una vez que el cerebro termine de madurar.

Imagen: Dr. Calderón Pediatra

Muerte súbita en los recién nacidos

El sólo escuchar el termino “Muerte Súbita” da miedo. Aún no existe una explicación clara para un síndrome en que un bebé aparentemente sano deja de respirar. Existen algunas hipótesis, pero nadie ha podido dar con una causa clara que permita prevenir de manera más efectiva el deceso de bebés que generalmente no sobrepasan los tres meses de edad. El año pasado afectó a 2000 bebés en los Estados Unidos.

Se han realizado varios estudios en los que se determinó que el problema afecta en su mayoría a los varones y a aquellos pequeños de ambos sexos que nacieron de forma prematura o presentaron bajo peso al momento del nacimiento. Si bien los niños entre uno y tres meses están en mayor riesgo, ésta puede producirse hasta el año de edad.

No se ha logrado encontrar una causa genética, por lo que el hermano de un bebé que haya fallecido por muerte subida, tiene las mismas probabilidades de sufrirla que cualquier otro niño, aunque es importante que sea examinado cuidadosamente para descartar otras patologías que pueden haber pasado inadvertidas.

El deceso en los casos de muerte súbita se produce por un paro cardiorrespiratorio y es indoloro para el niño, ya que se produce durante el sueño.

De todos modos se recomienda que los bebés siempre duerman boca arriba, ya que los riesgos de asfixia disminuyen. No debemos confundir estos casos con muerte súbita o tampoco aquella condición conocida como apnea del sueño, la que debe ser tratada y monitoreada cuidadosamente.

Tampoco se debe sobre abrigar al pequeño o cubrirle la cabeza. La temperatura ideal de la habitación es de 18°

Hay que enfatizar que es imposible hallar un culpable. Ningún padre o madre puede ser tildado de negligente, y es importante que reciban la ayuda sicológica necesaria para enfrentar el duelo. Existen grupos de padres que han vivido lo mismo y es de gran ayuda compartir la experiencia entre personas que conocen el mismo dolor.

Juegos para uno

¡Que tu bebé juegue solo es fantástico! Aunque el tiempo que pasas jugando con él es esencial para su desarrollo (y para muchos padres y madres el mejor momento del día), su capacidad para jugar solo, aunque sea por unos minutos, es también muy importante porque le ayuda a tener confianza en sí mismo, una cualidad que le servirá durante toda su vida.

www.agridulce.com

"Jugar solo" no quiere decir dejar a tu bebé en el suelo y salir del cuarto. Significa ofrecerle unos pocos juguetes e iniciar una actividad. Una vez que haya empezado a jugar, retírate de su campo de visión. Asegúrate primero de que es un área segura, como un parquecito infantil o un área que esté a prueba de niños. Resiste la tentación de recoger los juguetes que haya dejado caer, o de enseñarle cómo funcionan. Deja que él o ella lo averigüe por sí mismo. Regresa a su lado cuando se sienta frustrado o enfadado.

A medida que crezca y desarrolle la capacidad para interactuar con juguetes diferentes, podrás dejarlo solo, bajo supervisión, durante periodos más largos de tiempo. No solamente esto es bueno para su desarrollo, sino que además es muy útil para ti, porque obtendrás unos preciosos minutos extra.